Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

domingo, 13 de abril de 2008

OTRO NUEVE DE ABRIL…




Han pasado veinticinco años y sigue doliendo tu partida todavía. No llegué a despedirme nunca, porque esperé el milagro. Inútilmente.

Todavía me despierto muchas veces en mitad de la noche, llena de dolor, porque me veo expulsada de ese mundo onírico y mágico en el que éstas aún a mi lado.

¡Todavía me faltaba preguntarte tantas cosas! ¡Y no tuve tiempo de contarte tantas otras!

Te marchaste de improviso, y me sigue doliendo cada día este brutal desamparo.

Yo que no creo en nada, siento a veces ganas de esperar otra vida, sólo para encontrarte. Y te hablo en mi interior, como si me escucharas.

Como si pudieras hacerlo, te pido que me esperes y que no vayas a olvidarme, porque no quiero ir a tu encuentro, sin que me reconozcas.

Y no importan los años, seguimos siendo niños cuando te evoco, hermano, para las Navidades, y estamos los tres juntos, armando el arbolito.

Somos en mis sueños, de nuevo adolescentes, riendo a carcajadas en una reunión de amigos.

Y no puedo explicarte cuánta falta me haría, ése tu hombro fuerte para cobijar mi pena, o tener tu sonrisa cómplice en las alegrías.

Este 9 de abril habría sido tu cumpleaños número 57, si no te hubieras marchado tan prematuramente, al nacer el verano, hace veinticinco años ya. Aunque esta tristeza siga pareciéndome nueva todos los días, porque tu ausencia, hermano, es siempre como una herida recién abierta…. (Para el Bochi, mi hermano, el que no está)



(Esta imagen es recortada de una presentación en power que me llegó por mail. No tengo idea de quién es el autor, pero expresa más que mil palabras, ¿verdad? )

P:S: El 10 de abril fue el cumpleaños de Juan, el esposo de Silvina, que precisamente a través de ella se convirtió en algo así como un hermano alternativo, con el que la vida quiso hacerse perdonar, siquiera un poco. Desde aquí, aunque tarde, lo saludo sinceramente.

Y a los demás les digo: disfruten este fin de semana que la vida es más corta de lo que parece, y desaprovechar un solo minuto de potencial felicidad, es el único pecado de verdad imperdonable que conozco.

Hasta el sábado, pues y sean felices.

5 comentarios:

Aluguel de Computadores dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Juan Pablo Angelone dijo...

Muchas gracias por tu sentido recuerdo, Graciela, por esta auténtica operación a corazón abierto.

AVELLANEDA dijo...

Hola, Graciela. Sólo te escribo para decirte que el autor de la imagen es Dalí y el título del cuadro es "La chica de la ventana". Está tomado a su gran amor Gala, en su lugar favorito, un pueblo costero llamado Port Lligat.
Saludos

Alguna dijo...

Hola Graciela! Una vez pasaste de visita por mi antiguo blog (soy Alicia), pero me he renovado y ando con nuevo hogar (por aquellas épocas ya había abandonado el anterior).

Nos estamos leyendo.

Saludos!

Graciela L Arguello dijo...

Alicia Un gusto reencontrarte, pasaré por tu blog.
Un beso Graciela

A los lectores en general les pido que no inserten como comentario anónimo la copia de un mail en cadena,porque está lejos del espíritu de un blog. Gracias