Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 18 de noviembre de 2017

Cosas para compartir

Cuando una reflexión encontrada por ahí, durante las eclécticas lecturas que son mi hobby, (bah, uno de ellos)  así lo amerita, me siento obligada a compartirla con ustedes, que me acompañan desde sus propios hogares. 
Y éste es uno de esos casos, vean si no:
Anyone who stops learning is old, whether at twenty or eighty.
Henry Ford.

Que traducido significa:

Todo aquél que deja de aprender es viejo, sea a los veinte o a los ochenta.

Y me pregunto ¿hace falta contar quién fue Henry Ford? Seguramente sabía un poco de lo que hablaba, ¿no creen?
Como sé yo de lo que hablo, cuando les digo que deberían adoptar a Bombona para mantenerse jóvenes a los 20 o a los 80.
Un abrazo, Graciela.

sábado, 11 de noviembre de 2017

Fue tan sencillo...



MI DESPEDIDA.

"No llores, volveré un día", mentí. 

Como ya se habrán percatado, va un nanocuento, y un pedido: ¡¡¡adopten a Bombona, por favor!!! 
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.

sábado, 4 de noviembre de 2017

Una anécdota muy tierna.

El año pasado, el Cuervo llevó al mayor de los cuervitos a ver el recital de los Rolling Stones en La Plata, porque ya estaba en una edad como para disfrutarlo.
El Cuervito pequeño permaneció en Córdoba con su mamá, pero obviamente ha de haber extrañado a sus dos compañeros masculinos, porque cuando ellos regresaron, corrió hacia su padre y lo abrazó gritando:
-¡Por fin volviste, papá! ¡Mi vida es muy difícil sin vos!
¿Acaso no es "un ternor"? ( Como dijo una participante de un programa de entretenimientos de la tele, cuando mostró la foto de su perrito).
Y hablando de "ternores", les vuelvo a recomendar la adopción de Moria si quieren ser mucho más felices.
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela. 
P.S.: la imagen que ilustra el post es de este sitio.

sábado, 28 de octubre de 2017

A ver si nos entendemos

Así habló Petete (un periodista muy bueno en realidad, de la ciudad de Córdoba), al relatar un accidente de tránsito:

... Viajaban seis personas: un hombre y seis mujeres..."
No sé ustedes, pero yo sumo siete pasajeros, pero si sólo seis de ellos eran personas, o el hombre o una de las seis mujeres no lo eran. ¿Qué sería pues? ¿Un espectro? ¿Una entelequia? ¿Un alien? Estoy perdida, necesito mi brújula, aunque...

...ahora parece aclararse algo el panorama..¿o no?
Porque el policía que estaba siendo entrevistado respecto al accidente agregó:

...muere lo que es el conductor. 
Ese artículo neutro "lo" ¿estará refiriéndose a un objeto, un ente, o vaya a saber qué, que casualmente conducía el vehículo?

En cuyo caso la moraleja sería: para evitar accidentes, sólo viaje en autos conducidos por personas, no por cualquier otra cosa.

Y alguien muy bien definido, con una perronalidad muy clara, es Moria, que espera todavía a una familia amorosa que le abra las puertas de su hogar y su corazón, para ser definitivamente feliz.
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.

sábado, 21 de octubre de 2017

Para aprender algo.

Esta vez voy a hacer una aclaración semántica, pero debo agradecer la idea a Andrea Rincón, vedette o algo así de Argentina.
Efectivamente ella usó un término que existe, pero le dio un empleo equivocado, lo cual me da motivo para jugar a la maestra, cosa que me viene ya en la sangre.
Dijo la vedette:
"Uno dice algo desafortunado y después se retracta, pero ustedes (por la prensa), al retracto, no lo pasan".
Bien, veamos: la palabra que debió usar es retractación, que es la acción y efecto de retractarse, es decir, retirar algo que se dijo, al advertir que era un error, o era ofensivo, etc.
La palabra que utilizó, en cambio, procede del ámbito del Derecho, y significa:  derecho del vendedor a recuperar la cosa vendida a otro, por un monto igual al de la venta inicial.
Hasta donde yo sé, aquello a que hacía alusión Andrea no tenía relación alguna con venta de ninguna clase.
Espero que hayan aprendido algo, y de paso, aprendan también algo tan bonito como la felicidad de dar un hogar a un perrito que lo necesita. En este caso, es Moria, de S.A:L.V.A.R.
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.

sábado, 14 de octubre de 2017

Absolutamente de acuerdo...

Yo leo en cada minuto libre, porque es uno de mis mayores placeres, y así es como encuentro tantas cosas que vale la pena compartir. Como ésta de hoy, por ejemplo.
Es una breve cita de Bonnie Prudden, y en su idioma original expresa:

You can´t turn back the clock. But you can wind it up again.
Que en castellano significa: "No puedes volver atrás el reloj. Pero puedes volver a darle cuerda".

Por cierto, se refiere al reloj biológico, porque al otro, uno lo adelanta, lo atrasa, o lo tira contra la pared, si quiere. Pero en el contexto adecuado, y no literal, la cita es de una gran sabiduría, y me llevó a investigar aceerca de su autora, a quien no conocía.

Bonnie Prudden (January 29, 1914 – December 11, 2011) fue pionera en el fitness, en Estados Unidos, además de montañista y escaladora en roca desnuda.
Como verán en el paréntesis vivió casi cien años, y lo hizo intensamente.
Fue autora de 16 libros sobre entrenamiento físico y Mioterapia para todas las edades y capacidades, y fue una figura en shows televisivos, además de escibir una columna en Sports Illustrated, una de cuyas portadas ilustra el post.
Bonnie fue también una de las primeras diseñadoras de ropa deportiva, para su uso real en gimnasios y eventos deportivos. Es obvio que sabía ella muy bien de lo que hablaba en el momento de emitir el juicio que hoy me llamó la atención. 
Por mi parte, puedo decirles que otra manera de conservar la juventud y la alegría es tener un compañero de vida siempre alerta y juguetón. Como será Moria cuando encuentre su familia definitiva.
Un abrazo y hasta el proximo sábado, Graciela.

sábado, 7 de octubre de 2017

Otro año más.

El pasado cuatro de octubre, cumplí mis primeros 65 años. ¡Y estoy mejor que nunca!!! O al menos así me siento.
No he bajado ni un cambio, como ven. Sigo con todas mis actividades recreativas, y también con los trabajos que voluntariamente decido hacer.
A no temerle pues al paso de los años, porque la única alternativa diferente es el óbito, que por mí puede seguir esperando 100 años más. 
Y si quieren saber el secreto de la madurez plena, se los paso: tener siempre al lado un amor incondicional como es por ejemplo el de Moria, que todavía espera un destinatario definitivo, a quien rejuvenecer día a día.
Un enorme abrazo y hasta el próximo sábado, Graciela.