Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

Me gusta

sábado, 18 de mayo de 2019

Palabras de los que saben.

Ya saben ustedes que uno de los libros que he encontrado más entretenidos es el de las  2320 Citas más divertidas, del cual, cada tanto les traduzco las que más me atraen, para que las disfrten ustedes  también.
Aquí va una del inefable Woody Allen:

You can live to be a 100 if you give up all the things that make you want to live to be a 100.
Lo que traducido al castellano reza:

Usted puede vivir para ser centenario, si abandona todas las cosas que le hacen desear vivir hasta los 100 años
Creo que está todo dicho, salvo que el amor de una mascota es una de las excepciones, ya que alarga la vida y ningún médico lo prohibiría. Candidata adoptable, es Silvia.

Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.

sábado, 11 de mayo de 2019

Para reflexionar un poco.

Ya es común que a lo largo de mis lecturas encuentre cosas que me agrada compartir con ustedes. Hoy va una de ellas.
The only sure thing about luck is that it will change. 
Wilson Mizner.
Y la traducción es: "La única cosa segura acerca de la suerte es que va a cambiar"

Lo cual, es muy interesante, pero antes les cuento quién es este señor Wilson Mizner. Se trata de un dramaturgo y libretista estadounidense que vivió entre 1876 y 1933, y que trabajó, entre otras cosas para Warner Brothers.
Sus principales obras de teatro fueron:
  • The Only Law, 1909
  • The Deep Purple, 1910
  • The Greyhound, 1912
Es decir que no era ningún tonto, y lo que les cito, da para pensar un poco.
El simple hecho de reconocer la veleidosa mutabilidad de la suerte nos alerta para no recostarnos en ella. Lo que llega por la suerte, sin el sustento del trabajo y el merecimiento no será nunca durable.
Eso por un lado, pero además, deprimirse por una mala racha es inútil e innecesario, porque ya sabemos que va a paasar, antes o después.
Y también asumir que el tiempo de la buena fortuna será eterno, es por lo menos ingenuo. Por eso nuestros padres insistían tanto en prepararse para la época de las vacas flacas.
Por donde uno lo mire, tener presentes estas sabias palabras, siempre valdrá la pena.
Como valdrá la pena adoptar a quien tanto necesita un hogar, como Silvia.
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.
P.S.:, la foto de Mizner es de Wikipedia.   
 




sábado, 4 de mayo de 2019

Perdón, pero no se entiende...

¡Ay, ay, ay! ¡Qué difícil me hacen la vida estos funcionarios!!!!
Paso a contarles la última burrada escuchada en la tele.
Con motivo de la modificación que se llevó a cabo el año pasado en la educación secundaria de Córdoba, según la cual el promedio mínimo para aprobar una materia vuelve a ser de siete puntos, en lugar de los seis que se se exigía en los últimos años; hubo bastante debate entre los que creen que la escuela secundaria es un simple requisito, y los que quieren que recupere el nivel que tuvo alguna vez.
Y allí terció el ministro de educación Walter Grahovac, quien abogando por la excelencia señaló textualmente: "llevar el promedio a siete es lo que menos podemos hacer".
Entonces no lo hagamos, ministro. Pero se dará cuenta de que está contradiciéndose, ¿no?
Porque "lo que menos se puede hacer" indica per se, una valoración negativa de la acción de que se trata. Es algo que NO puede hacerse.
A menos que usted haya querido decir "es lo menos que podemos hacer", en cuyo caso, usted estaría indicando que es algo que debe hacerse como presupuesto mínimo. Es decir que ése es un punto de partida, y que esa medida debe tomarse, pero hay también otras más.
En definitiva, Sr ministro, o bien usted dijo exactamente lo opuesto de lo que piensa, o usted realmente piensa que NO hay que elevar el promedio exigible de seis a siete. En este último caso, todo su discurso anterior en defensa de recuperar la excelencia educativa, fue un bluff.
Ya se trate de un acto fallido de su parte, o de simple ignorancia en el manejo del idioma, estamos igualmente "en el horno" como dicen los adolescentes, porque con funcionarios del área educativa con semejante nivel, ¿qué puede esperarse?
Como la esperanza es lo último que se pierde, cambio el objeto de la misma. Ahora sólo espero que podamos conseguir un hogar para Silvia. Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.

sábado, 27 de abril de 2019

El último capítulo de "Un dios para cada uno".

Hoy les presento el cierre de la versión original de mi libro, pero ya les adelanto que desde entonces, ya he redactado un par de apéndices que iré subiendo también.

Conclusión.

Surgen pues de mi catálogo de dioses, las siguientes conclusiones:
1°- No encuentro a mi dios, pero ¡cómo me tienta llamarlo AMOR más que SUPREMO!

2°- Tampoco dios me encuentra a mí, ya que después de todo, viendo cómo derivo en el camino bien podría él salir a mi encuentro.

3°- Mientras tanto, dedico mi energía a querer al padre, al hermano y al amigo, que andan por ahí, tan camuflados entre mis semejantes, que muchas veces paso de largo sin reconocerlos, y sin que me reconozcan ellos a mí, porque vamos todos tan apurados, quién sabe adónde para buscar quién sabe qué…


Y les propongo dejar de correr, y detenerse al menos el tiempo necesario para adoptar a uno de los tantos animalitos necesitados de hogar, como podría ser la Bombona. 
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.

sábado, 20 de abril de 2019

Una gotita apenas.

Una historia en seis palabras constituye el género literario llamado "Nanocuento", acá va uno.



BIENESTAR.

Yo estoy bien, ya no llames 

Pero pueden llamar, por supuesto si es para adoptar a alguno de los perris que necesitan hogar, como Bombona.


Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela

sábado, 13 de abril de 2019

Se comenta que...

Hoy un poquito de humor.
Se comenta que...
...le decían Facebook porque para lo único que servía era para perder el tiempo en boludeces.
...era tan feo que cuando se sentía mal, no iba la médico sino al entomólogo.
...de chico era tan feo que la mamá del cuco le pagaba para que le hiciera tomar la sopa a su hijo.

Espero que lo siguiente que se comente sea que  me dejaron un comentario (valga la redundancia) para adoptar a  alguno de los muchos animalitos  que todavía necesitan hogar.  
Una embajadora de todos ellos es Britney a quien Marta, del refugio SALVAR, tiene en brazos.
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.

sábado, 6 de abril de 2019

Una lista de deseos.

Los que son cancheros en el tema blogs, saben bien que uno puede programarlos con anticipación, para que suban en una fecha posterior determinada. Por eso  no debe asombrarles este post. Pasa que lo estoy escribiendo un día de fin de año, aunque vaya a subir en abril.
A eso se debe esta especie de balance y lista de deseos.
Originalmente pensaba titularlo "diez cosas que deseo", pero no pude pasar de cinco. Y nada es material. Deduje entonces, con asombro, que soy en realidad rica, porque rico no es quien mucho tiene sino quien poco desea...
Pero igualmente comparto con ustedes mi listado especial:

Cinco cosas que me gustaría tener:

  1. Tiempo, mucho tiempo por delante para cumplir más objetivos.
  2. Algún talento especial.
  3. Otra vez a mi Rolf.
  4. Un padre, retroactivo a la infancia.
  5. Un poder especial para ejercer en forma directa lo que yo llamo "jusiticia poética".
Pero a falta de todo eso, por lo menos agradezco tener el tiempo que sea todavía, alguna capacidad de trabajo, el recuerdo de mi Rolf, y sueños, muchos sueños...
Como el sueño de conseguirle familia a cada perrito y gatito necesitado de ella, como por ejemplo, la Negra.

Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.