Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 18 de abril de 2015

El Top ten de las personas que no soporto.


Aquí les dejo una listita, a ver qué opinan ustedes.

  1. La presi, por supuesto, con su relato mentiroso, donde la inseguridad, la inflación y la persecución ideológica son meras "sensaciones". Tampoco le tolero el encubrimiento a los corruptos que la rodean, su propia corrupción y su claro intento de avasallar la justicia y la prensa independiente.
  2. Maradona, con sus reacciones violentas, siempre apañadas por la opinión pública, y sus hartantes novelas con la amante de turno.
  3. Víctor Hugo, un periodista que puede decir las cosas más idiotas sin que se le mueva un pelo, para justificar las inconductas de los gobernantes K.
  4. El colectivo de las personas que cuando conocen mi trabajo por los animales invariablemente dicen "¿Por qué mejor no te ocupás de los chicos sin hogar?" Mi respuesta es también invariable: "Porque asumo que vos lo estás haciendo, ya que tanto te preocupa, y no quiero interferir en tu trabajo".
  5. Relacionado con el anterior, el colectivo de los que suponen que ayudar a los animales impide ayudar también a las personas.
  6. La descerebrada de la Xipolitakis, y todos los periodistas que le dan manija, como si tuviera algún talento.
  7. Los candidatos políticos que mandan grabaciones por teléfono, diciendo lo maravillosos que son... o sea casi todos.
  8. Los miembros de religiones, cultos y sectas que tocan el timbre a las 8 de la mañana de los domingos, con la pretensión de traer la palabra de dios.
  9. Los mal nacidos que abandonan a sus mascotas cuando se cansan de ellas.
  10. Los que dan consejos que nadie les pide, y enseñan a los demás lo que ellos mismos no saben. Pongo por caso los que llaman a un plomero y después se paran detrás de él y le enseñan cómo arreglar el caño.¡Si lo sabés hacelo vos mismo, gil, en vez de pagarle a otro!
Y por supuesto intolerable, intolerable, intolerable, es que todavía nadie le haya dado un hogar a Malvina.
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela. 
P.S.: sé que la foto no tiene nada que ver, pero me gustó lo florido que está mi jazmín, y quise compartirlo con ustedes.

sábado, 11 de abril de 2015

Con Secretarios de Cultura como éste...

                        

Este post es la réplica casi textual de otro que subí en facebook hace casi un año atrás. Les explico cómo era la situación. En la ciudad de Córdoba, la Municipalidad le dio un nuevo significado a una parte del área peatonal céntrica, a la que designó como Paseo de la Fama del Cuarteto, en un intento de revalorizar esa música tan popular en la provincia entera.


 
El drama fue que las placas confeccionadas en homenaje a los artistas populares estaban plagadas de errores que debieron corregirse. Pero no todos,  ya que el Secretario de Cultura de la Municipalidad, cuando se le hizo notar que faltan muchos acentos,  se justificó diciendo que "las mayúsculas no llevan acento".

Lamentable. No puede ser Secretario de Cultura quien dice semejante barbaridad. Para su información y la de todos, paso a explicar el tema:
Hace casi un siglo, cuando se impuso la utilización de las viejas máquinas de escribir, las mayúsculas, y los acentos implicaban un mecanismo según el cual, el carro se levantaba y la parte superior de la tecla los marcaba. El problema era que en ese movimiento, las mayúsculas acentuadas se borroneaban porque ambas cosas, la letra y el acento, quedaban uno sobre la otra. Para salvar esa dificultad, y como UNA DISPENSA, el uso y la costumbre definieron que las mayúsculas dejaran de acentuarse. Hoy en día, esa dificultad ha desaparecido, ya que todos escribimos en computadoras, y el uso del acento en las mayúsculas se ha recuperado, según lo dispone la RAE. No emplearlo constituye una falta ortográfica que ya no tiene razones de dispensa alguna.

Y bien, para salvar otros errores, como la falta de amor, les propongo adoptar a Candela, y los despido con beso hasta el próximo sábado. Graciela. http://esgueblog.blogspot.com.ar/p/musica.html
P.S.: la foto es de este sitio http://esgueblog.blogspot.com.ar/p/musica.html

sábado, 4 de abril de 2015

¡Ay, los políticos!

                      
Comparto hoy una pequeña reflexión inspirada por la enunciación de la legisladora Rista de la U.C.R. de mi provincia.
Dijo ella: 
Antes de ser legisladora, he sido trabajadora...
Y a mí, en respuesta, se me agolparon en la mente muchas preguntas:
¿Un legislador no es un trabajador?
¿En qué se diferencia, en todo caso, de un trabajador? ¿En que no trabaja?
Y si no trabaja, ¿para qué le pagamos tremendos sueldos?
¿O es que deberíamos pagarle un seguro de desempleo?
¿O no se refiere a un estado laboral  (trabajador versus desocupado) sino a una cualidad personal (trabajador versus vago, indolente, perezoso)?
Si fuera el último de los supuestos, ¿Rita está diciendo que le pagamos a una persona poco propensa a esforzarse? ¿Y que para colmo de males, antes no era así, y se volvió vaga cuando entró al poder legislativo?
Les aseguro que todas estas preguntas me hacen correr frío por la espalda, porque parece que estamos en manos de unos reverendos irresponsables, que, eso sí, ANTES eran trabajadores.
Para cambiar la tónica aterradora de este post, los invito a adoptar a Candela, que siempre trabajará para hacerlos felices si le dan un hogar. 
Un beso y hasta el próximo sábado. Graciela.
La foto que ilustra el post es de Imágenes Google.