Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 23 de julio de 2016

Autobiografía no muy seria

                       Talleres de escritura creativa 

Hace ya un tiempo -largo, si vamos a decir las cosas como son- subí el Capítulo I de mi autobiografia, cosa que deberían ir a leer en este link, tan pronto como terminen con este post y antes de seguir adelante con la lectura de las ¿interesantes? confesiones que seguirán en futuros posts.
El problema es que a ese Capítulo I lo publiqué así nomás, a lo bestia, sin explicar por qué, y ustedes seguramente se habrán preguntado:
-"¿Y ésta qué se creerá que es para contarnos su historia? ¡Ni que fuera un prócer!"
Y es por eso que ahora me salgo de la secuencia cronológica para justificarme ante ustedes precisamente, y explicar por qué elegí escribir mis memorias, antes de que me ataque el Alzheimer.
Resulta que yo nunca fui a un taller de escritura ( ni iría), básicamente por culpa de mi amiga Elisa, (nombre ficticio, gil no soy) que sí asiste a uno. Y con ella me pasan dos cosas:
La primera es que desde que se anotó vive leyéndome lo que escribe, y es francamente horrible.
Horrible cómo escribe, y horrible la experiencia de tener que escucharla.
La segunda cosa que me pasó, es que en cuanto volvió de la primera clase me contó que el lema del taller es: "Pinta tu aldea y pintarás el mundo"
Ahí nomás juré que nunca, nunca NUNCA iría a un taller semejante.
Porque, para empezar, yo quiero escribir, no pintar. Porque pintar no se me da bien. De hecho, no pinto ni una maceta, ¿me imaginan pintando una aldea entera?
Y encima, me represento esta escena:
Yo llego agotada al taller, con las manos llenas de pintura, el gorrito de papel de diario en la cabeza y apestando al aguarrás con el que limpié la brocha gorda, y anunciando a voz en cuello:
-"¡Ya pinté mi aldea!" (aunque en realidad no tengo ninguna aldea)
Y todo solamente para que el profe, mentor, coordinador o como lo llamen, me espete:
-"¡Muy bien! Ahora pintarás el mundo...
¡No, ni ahí! ¡De talleres, minga! Ni de pintura, ni de escritura, ni de cocina ni de nada. Si me voy a pasar pintando el mundo ¿a qué hora quieren que aprenda a escribir?
No obstante, pese a tan sano propósito, mi amiga Elisa me sigue atormentando con su taller y sus supuestos progresos.
Tan es así que después de varios meses se me apareció diciendo que ahora la consigna en el taller es escribir solamente acerca de aquello sobre lo que se sabe mucho.
¡Sonamos!- pensé. Porque como yo no sé mucho de nada, tendría que terminar escribiendo sobre la nada misma. 
Pero también leí lo de "Conócete a tí mismo" y fue cuando dije:
-"¡Si me conoceré!"
Y ahí se me prendió la lamparita.
Si voy a escribir sobre algo que conozco bien, el tema seré yo misma, y mi tragicómica historia. 

Y para terminar por hoy, recuerden a Gigí, que espera una familia amorosa. Un beso, y nos vemos el próximo sábado. Graciela.
P.S.: La foto que ilustra el post es de este sitio , que no tiene relación alguna con las burradas que escribí en este post.

sábado, 16 de julio de 2016

Ahora los gremialistas

                   
Al parecer, los sindicalistas no quieren meter la pata menos que los periodistas y las vedetongas, por lo cual aparecen diciendo cosas como ésta que en seguida les cuento.
Se trata de un gremialista que representa a los conductores de colectivo, quienes ante un hecho de violencia que arrojó el saldo de un chofer herido, decretaron un  paro.
Este hombre explicó las causas de la huelga en estos términos:

..."el paro de los colectivos es por la falta de seguridad que venimos pidiendo".

Pero, hombre ¿para qué piden falta de seguridad, si hace rato que la tienen?...Bah, que la tenemos todos, no se sientan tampoco privilegiados.
Respecto a la inseguridad, yo habría dicho mejor que la "venimos denunciando" o "nos viene aquejando", pero pedirla, me pareció un motivo muy poco inteligente para justificar un paro. :D .
Lo que sí voy a seguir pidiendo es un hogar para Gigí. 
Un abrazo y nos vemos el próximo sábado. Graciela.
P.S.: La foto que ilustra el post es de este sitio

sábado, 9 de julio de 2016

En la oscuridad.


Día feriado= nanocuento. ¿O se piensan que yo no me tomo mis vacaciones también?


COMPRENSIÓN.

Cuando apagó la luz, comprendió todo. 

Pero para lo que no hay vacaciones es para pedir un hogar para Gigí.
Un abrazo y nos vemos el próximo sábado. Graciela. 
P.S.: El número 94 que aparece en la foto es porque esa tulipa es uno de los artículos que están en venta en la Feria Americana Virtual a beneficio de S.A.L.V.A.R, que los invito a visitar si viven en Córdoba, siguiendo este link. Los perris agradecidos.

sábado, 2 de julio de 2016

Una cita interesante.

 tren bala en argentinaCuando encuentro algo realmente bueno entre lo que leo, siento como una especie de obligación de compartir el disfrute.
Oscar Wilde está entre mis favoritos, por su ironía, su humor ácido y su coraje transgresor, que hasta lo llevó a la cárcel.
Esta cita me pareció divertida, y por eso la incluyo para ustedes, con una traducción personal.

I never travel without my diary. One should always have something sensational to read in the train.
——Oscar Wilde, The Importance of Being Earnest
 Lo que significa:

"Yo nunca viajo sin mi diario íntimo. Uno siempre debería tener algo sensacional para leer en el tren".

Y sensacional también sería que adoptaran a Gigi, ¿no creen?
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.
P.S.: la imagen que ilustra el post es de este sitio.

sábado, 25 de junio de 2016

Los invito a pasear

Algunos de ustedes saben que escribo dos blogs: éste, el literario y misceláneo y Locos por la Geología, de divulgación científica.
Obviamente, los públicos no son necesariamente los mismos, porque los intereses que los atraen no lo son; pero hay en el blog profesional una categoría que se me ocurre que pueden todos disfrutar igualmente, que es la de Geología y canciones, que ahora los invito a visitar en este link.
Y si se divierten con ellas, pueden seguir siempre incursionando allí, porque cada tanto agrego nuevas perlas que voy encontrando.
Y ya que de invitaciones se trata, los invito también a darle un hogar al Negro, nuestro adoptable, que se está aburriendo con tanta espera.
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.

sábado, 18 de junio de 2016

Yo quiero tener un millón de amigos.

Eso lo dice Roberto Carlos, pero lo que es yo...¡ni en ped sueños!
¿Se imaginan el despelote en una fiesta de cumpleaños?
¿A dónde la hacés? ¿Y a quién sentás al lado de quién? ¿Acaso vas a tener una lista de los que no se tragan entre sí, debidamente actualizada?
¿Y cómo hacés con los que son fanáticos de distintos equipos de fútbol/ partidos políticos/ religiones/ bandas de rock?
¿Armás una matriz donde cruzás los datos de los temas peligrosos para cada asistente, y repartís un millón de fotocopias en la entrada?
¿Y si cada amigo te cae con uno o dos colados de los que no tenés ni registro, y vas y sentás juntos un pirata y uno de "Taieres" igualmente intransigentes? ¿Te imaginás la batahola que se puede armar cuando cada uno empiece a vivar al club de sus amores, al calor de un par de copitas?
¿Y la comida? ¿Qué servís? ¿Choripanes? ¿Dónde conseguís una parrilla que alcance? Y del presupuesto, ¡ni hablemos!
Lo pensás mejor y no hacés fiesta de cumpleaños.
Pero entonces llega enero.
Ponele que la mitad del millón sale de vacaciones, y de esa mitad, un 10 % cuenta con tu ayuda (son 50.000). Ponele que de ésos se vayan en la misma semana la mitad (son 25.000),  y de ellos, el diez por ciento se peleó con el hermano, la suegra, o quien sea que los reemplaza con las preocupaciones domésticas en las vacaciones.
¿Te das cuenta de que te pueden llegar a traer 1250 gatos para que cuides, 600 llaves para que pases a regar las plantas y otras 650 para que le lleves comida al perro?      
¿Y cómo hacés para acordarte de los cumpleaños de ellos? ¿Y el costo de los regalos?
¿Y los diálogos?
¿Cómo hacés para preguntarle por la señora o el marido si ya no tenés ni la más remota idea de quién se casó con quién?
Nooooooo, YO NO QUIERO TENER UN MILLÓN DE AMIGOS.
Con los cuatro o cinco amigos de verdad que tengo, y que valen oro, me alcanza y sobra para tener una vida más que plena, y díganle a Roberto Carlos, que se vaya a freír mondongo....con tiempo para invitar al millón de los amigos suyos.
Pero eso sí, un amigo al que no deben rechazar, porque además los va a querer por un millón, es el Negro, que está en adopción.
Un abrazo y hasta el próximo sábado.
Graciela.

sábado, 11 de junio de 2016

En esto podemos coincidir.

Woody Allen, hace algunos años acuñó esta frase, con la que no puedo menos que coincidir, locos ambos como somos, y aquejados de optimismo extremo.

I recently turned 60. Practically a third of my life is over.
——Woody Allen
La traducción es:
Recientemente cumplí sesenta. Prácticamente un tercio de mi vida ya ha pasado.
Esta cita pertenece a ese libro que ya he mencionado otras veces, y que no tiene desperdicio, cuya portada ilustra el post.
Mi optimismo es suficiente también como para esperar que alguien se enamore de Angelito y lo adopte por fin.
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.