Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 30 de abril de 2016

Otra vez una joyita literaria.

Otra vez, la lectura, además de muchas horas de solaz, me regala un parrafito maravilloso, digno de ser compartido.
Y otra vez pertenece a la autora inglesa Elizabeth George, que es una de mis favoritas.
Vean si esto no es maravilloso:
...-Soy músico, Libby- espeté.
-No, eres una persona. Igual que yo.
-La gente no existe si no es por lo que hace.
-¡Claro que existe! La mayoría de la gente no tiene ningún problema en existir. Sólo la gente que  no tiene un interior verdadero. la gente que nunca se ha tomado la molestia de averiguar quién es en realidad, se demorona cuando las cosas no le salen como desea....
Coincidirán conmigo en que hay allí una gran verdad sobre la que vale la pena meditar un poco, ¿no?
Y ya que los pongo a meditar, ¿qué tal si meditan sobre la posibilidad de adoptar a Negro, este bello ejemplar, ya madurito, peo que sabe muy bien quién es, y qué espera de la vida.
Muy en secreto, les cuento que lo que él espera, aunque sea parco a la hora de comunicarlo, es conseguir una familia definitiva para acabar sus días en su amoroso seno.
Un abrazo, y nos vemos el próximo sábado. Graciela.   

sábado, 23 de abril de 2016

Vedetongas necesitadas de traducción.

No hay mejores musas inspiradoras de posts que las vedetongas, y cuanto más ignorantes, mejor.
Por eso, la menor de las griegas Xipolitakis, o como sea que ese apellido se escriba, es impagable.
La última pavada que le escuché decir en un reportaje televisivo es una joya digna de la Corona de Inglaterra.
Y ni comentarios requiere, vean si no:

"...-decime cuándo yo negué una mentira"...
Es decir, que si no la niega, la afirma, confirma, reafirma, o como quieran expresarlo, pero básicamente la deja en pie.
 
Lo mejor del caso, es que ella lo decía para enfatizar la credibilidad de sus afirmaciones. 
En el momento de escribir este post se me cruza por un momento la fantasía de la vedette leyendo la oración anterior. ¿Qué podría llegar a interpretar? ¿Y cómo lo retrucaría?
Se me ocurren las siguientes opciones:
  • Yo no necesito enfatizar nada, porque para eso gano mi propio dinero con mi trabajo honesto.
  • Por si no lo sabés, mis afirmaciones no tienen ninguna credibilidad. 
  • A mí siempre me inventan romances, pero nunca tuve nada que ver con ninguna credibilidad.
  • Yo pago todo al contado, nunca saco créditos para nada.
  • Vos podrás credibilizar todo lo que quieras, pero yo no necesito que me andes enfatizando.
  • A mí mi familia me educó muy bien desde chiquita, por eso ni enfatizo, ni afirmo ni credibilizo a nadie, no como hacen otras, para colgarse de mi fama.
Y así imagino variaciones infinitas, ¿y ustedes?
A menos, claro que la idea que quiso expresar fuera algo así como "decime cuándo yo negué haber mentido, si lo hice".

Como sea, lo único que queda claro, es la necesidad de obtener un hogar para Candela.


Un abrazo y nos vemos el próximo sábado. Graciela.

La foto que ilustra el post es de la red.

sábado, 16 de abril de 2016

Otro día de fiaca.



Otra vez, en medio de días de descanso, hago un post cortito cortito, como para cumplir con mi cita semanal.

EL REGRESO.
                               
No es verdad. No he regresado. 

Y por favor, que Malvina no regrese al dolor de ser una homeless, ¿quién la adopta?
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.

sábado, 9 de abril de 2016

Repito este anuncio.

Hoy voy a repetir un anuncio, y algo más.
Primero, la repetición: recuerden que en el link que les presento en seguida, pueden comprar mi libro on line titulado "Geología: ciencia, arte, especulación y aventura", dirigido a principiantes en las carreras de Geología, alumnos de todos los niveles de las carreras de Biología, Geografía, Ciencias agronómicas y ecológicas, docentes de niveles secundarios, y público en general.
Aclaro, también que para mi propia sorpresa, algunos colegas me comentaron que encontraron enfoques novedosos que les fueron de alguna utilidad para mirar la ciencia en que son versados, con ojos renovados.
Y ahora el algo más: estoy usando este libro de Geología como experiencia piloto para ver qué tal resultan las ventas on line, antes de lanzar libros de otros géneros, a saber: Cuentos cortos (ninguno de los cuales está todavía en este blog), Prosa intimista, Humor, Poesía, y hasta algo de divulgación sobre los derechos de los animales y tratamiento de la fauna urbana.
Ayúdenme a difundir este primer libro (el de Geología) porque según cómo sigan las ventas, veré si me conviene o no hacer el esfuerzo de preparar todos los demás para venderlos de la misma manera.
Y hablando de esfuerzos, ¿quién hace uno chiquito, y adopta a Bubu?

Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.

sábado, 2 de abril de 2016

Todos podemos ayudar de alguna manera.

Este post pretende colaborar siquiera mínimamente con la ardua tarea de cambiar las condiciones de vida de los animales abandonados, maltratados, y/o ignorados. Condiciones que solamente cambiarán de modo duradero cuando se apunte al único expediente de verdad efectivo: la educación.  
Y poniendo manos a la obra, les presento numerosas alternativas para colaborar, aun cuando no puedan adoptar a un callejerito, por falta de espacio, tiempo o lo que fuera.
Si bien la mejor de las acciones es precisamente abrir el hogar y el corazón a un ser necesitado de amor, no es menos cierto que esa acción rescata a uno solamente (si no se cuenta el efecto emulación que muchas veces se dispara en el medio en el que cada uno se mueve) y sólo a ese animalito le cambia la vida, lo cual no es poco, pero tampoco alcanza.
Por eso, hay otras muchas cosas que pueden hacerse para aliviar el dolor de los miles de pps que lidian con la soledad y el abandono.
Y acá va mi listado de lo que puede hacerse:
  • Actuar como voluntario, ya sea en refugios organizados donde una mano para pasear a los animales, darles sus alimentos, bañarlos, medicarlos o limpiar sus caniles siempre es necesaria; o bien haciendo personalmente algún rescate o alimentando a un callejero, que cuando se aquerencia en un sitio pasa a ser la mascota comunitaria. También se puede colaborar en los traslados desde los refugios hacia los lugares donde se realizan jornadas de adopción, o simplemente ayudar a atender al público en esos eventos. La donación del tiempo personal es mucho más valiosa de lo que la gente cree, por eso no es válido decir "no puedo ayudar porque no tengo plata".
  • Donar artículos para las mascotas: esto puede hacerse comprando y entregando algún pequeño juguete, golosinas para animales, etc, de bajo costo, que son de gran utilidad para los grupos de rescate; o bien reciclando materiales en desuso para confeccionar mantitas, almohadones, abrigos, etc. Aun la donación de los materiales como retazos de telas o almohadas cuyo relleno puede reutilizarse, no es de despreciar. Puede suceder también que uno compre un juguete que a la mascota propia sencillamente no le atrae, en cuyo caso donarla puede dar alegría a los animalitos en hogares provisorios.
  • Averiguar qué artículos reciclables juntan los diversos refugios a los fines de allegar fondos, y almacenarlos hasta su donación. En muchos casos, la venta de papel, tapitas plásticas o metales es una fuente de ingresos invalorable para los grupos de rescate. S.A.L.V.A.R., por ejemplo tiene convenio con una papelera a la que se le vende el papel que entre todos juntamos, para obtener parte del dinero que requiere la manutención de los animales rescatados.
  • Apadrinar un animal: esto tiene un costo económico permanente, pero aun en el caso en el que no se pueda hacer un compromiso por todo el tiempo de vida del animalito, se puede eventualmente cubrir un costo en particular, como por ejemplo su castración o su vacunación anual. 
  • Proveer un hogar provisorio para los grupos que carecen de instalaciones propias, pero realizan rescates en accidentes, castraciones de callejeros, casos de maltrato o cría de cachorros abandonados en la calle. En ese caso, se deben analizar las condiciones con los mencionados grupos, que unas veces proveen los alimentos y otras veces no. Cualquiera sea el compromiso que se asuma debe cumplirse completamente desde el momento de inicio hasta la resolución final del caso, ya sea porque el animal consigue hogar definitivo, o porque el período de recuperación ya ha pasado, y el pp ( o gato eventualmente) puede volver al lugar en que habita normalmente, sin correr riesgos. 
  • Participar activamente en los reclamos por mejores políticas gubernamentales con relación a la fauna urbana. Esto implica desde tomar parte en marchas y manifestaciones, hasta firmar petitorios en vivo o en campañas on line. En tiempos electorales es bueno interesarse por las propuestas sobre la materia que hacen, o dejan de hacer, los diversos candidatos. Todo ciudadano puede además presentar sus propios proyectos, o participar en la redacción colectiva de las iniciativas que pueden elevarse a los que legislan al respecto.
  • Atreverse a crear las peticiones on line que se consideren importantes para el bienestar de los animales y el respeto de sus derechos.
  • Buscar formas creativas de generar fondos para colaborar en los rescates o con los refugios. Para ello se pueden donar elementos que se venden en ferias americanas, (y comprar también en ellas) o que se usan como premios en sorteos durante los eventos y a lo largo del año. Obviamente es también importante comprar las rifas. Solicitar a parientes y amigos que en lugar de regalos hagan donaciones a los refugios o grupos de rescate, cuando lleguen los cumpleaños o las fiestas en que tradicionalmente se intercambian obsequios.
  • Ser un modelo a imitar en el trato cotidiano con los animales de la calle y difundir información acerca de sus derechos y necesidades. Cuando se puede hacer de manera sistemática en escuelas, clubes, o en los medios de comunicación, el valor de la acción crece exponencialmente.
  • Aprovechar toda oportunidad en que se pueda colaborar con la mejor calidad de vida de cualquier animalito en el propio entorno. 
  • Denunciar los casos de abuso que se conozcan. No hacerlo es convertirse en cómplice.  A este respecto pongo más abajo un anexo con la manera de actuar en Argentina.
Como puede verse, ayudar no es imposible, aun cuando se carezca de dinero y el tiempo disponible sea escaso. Siempre hay un pequeño esfuerzo que puede hacerse, y que hace una gran diferencia. Pensemos que nosotros somos la voz de los que carecen de ella.

Anexo: Cómo denunciar el maltrato a los animales:  


: "DENUNCIAS POR MALTRATO Pasos y requisitos para concretar una denuncia : 1. Las denuncias son personales, debe efectuarlas la persona que presencia y que es testigo del hecho. 2. El/la denunciante debe ser mayor de edad y acreditar su identidad con DNI, Libreta de Enrolamiento o Cívica. Si es extranjero y no posee DNI, por medio de su Cédula de Identidad. 3. La denuncia puede hacerse verbalmente o por escrito, ante las autoridades del lugar en que ocurrió el hecho. En caso de realizarse por escrito deberá ser firmada ante el funcionario que la recibe. 4. La denuncia no exige mayores formalidades. Basta con describir los hechos considerados delictuosos, el lugar y tiempo en el que ocurren o han ocurrido y, si se lo conoce, el nombre, apodo, señas, y/o domicilio del culpable y cualquier otro dato de interés que pueda facilitar la investigación. 5. La denuncia debe formularse ante la Comisaría de la zona, Juez competente, o el Ministerio Fiscal. LA POLICÍATIENE LA OBLIGACIÓN DE TOMAR LA DENUNCIA: LA LEY DE PROTECCIÓN AL ANIMAL NRO. 14.346 ES UNA LEY PENAL Y HAY QUE HACERLA CUMPLIR. 6. El denunciante no contrae ninguna obligación que lo ligue al proceso, ni es necesario el asesoramiento de abogados"



En Argentina, existe también la opción de la denunica anónima, que se hace en  el 08108883368, adonde  se deben dejar los datos diciendo que se denuncia en forma anónima una infracción a la ley 14346, pero que  se desea el número de la denuncia para preguntar después cómo sigue el caso. Se debe describir todo lo que se ve y los datos que permitan identificar la casa, (color de las paredes, puertas, etc). Después de realizada la tarea de rescate se puede llamar al 4344163 que es Patrulla Ambiental, y preguntar cómo sigue ese caso. Si se quiere se puede ofrecer custodia del animal en la propia casa o en la de alguien que pueda hacerlo (para que el rescate no termine con el animalito en una situación aún peor)   

Como yapa les presento un cuestionario importante para el caso en que piensen en adoptar un pp.
Como ven, hay mil pequeñas acciones que suman para un cambio generalizado de actitud, pero sobre todo, debemos dejar de ser indiferentes.



Y para empezar, les propongo la adopción de Malvina, o de Negro, (el galanazo que ilustra el post) un doberman que ya tiene 10 años y que merece pasar sus últimos años en un hogar propio. Ambos pertenecen al refugio de S.A.L.V.A.R., y si me lo piden, me ocupo de su adopción.
Un  abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.

sábado, 26 de marzo de 2016

Los libros acerca de la salud.

                      libros1
Me encantó esta cita de uno de mis autores favoritos, porque además, debo decirles que me tomo con muy poca seriedad esos libros indigeribles, que se supone que iluminan al vulgo acerca de cómo debe vivir su vida para estar sano.
Be careful about reading health books. You may die of a misprint.
——Mark Twain
Y la traduccción es:
"Tengan cuidado con la lectura de libros de salud. Podrían morir de un error de imprenta".

Y a propósito de esto, les cuento también que cuando alguien me cuestiona las cantidades industriales de Coca Cola que consumo, mi respuesta es:
-¿Si dejo de tomar coca cola, me garantizás la inmortalidad?
-No, por supuesto que no.
-¡Entonces, dejame disfrutar mi vida, por el tiempo que vaya a durar!
Y parte del disfrute que les propongo es tener siempre a su disposición el amor incondicional que solamente una mascota como Malvina les puede garantizar.
La imagen que ilustra el post la tomé de este sitio.
Un abrazo y hasta el sábado próximo. Graciela.

sábado, 19 de marzo de 2016

Pobre mi madre querida.

              policía fondo historieta del cabrito en el formato muy fácil de editar Foto de archivo - 21129883 
Ya les he contado muchas veces que la Clory, mi madre, era una docente excepcional, y además una purista del idioma, de modo que ya podrán imaginarse el estado en el que llegó una mañana a casa, cuando yo era todavía una niña, después de pasar por la experiencia que paso a narrarles:
Según ella misma lo contó, había ido al banco a cobrar su sueldo un día particularmente agitado en la institución, y parece ser que estando ya el banco abarrotado, las maestras pugnaban por entrar, lo que provocó la intervención de un agente policial que intentaba contener la avalancha.
Y el buen hombre lo hacía, extendiendo sus brazos a los lados, y empujando a las docentes, mientras gritaba a voz en cuello:
-"¡Maver, madestras, reculen patrás!!!!"
¿Pueden imaginar el estado de conmoción en que llegó a casa mi madre, después del aluvión de agravios que paso a enumerar?
  1. El comportamiento de sus colegas, absolutamente inexcusable, en quienes debían ser "modelos de la comunidad".
  2. La falta de respeto de la autoridad policial, que se atrevió a increpar a gritos a los pilares de la sociedad.
  3. El abominable uso, abuso, destrucción y denigración del idioma que debió presenciar.
No creo poder recordar otra situación en que haya atestiguado tanta sagrada indignación en mi inefable mamá. 

Y para que no me hagan enojar en igual medida, ya deberían estar pensando en conseguir un hogar para Malvina, que prefiere callar antes que destrozar el castellano.
Un abrazo y nos vemos el próximo sábado. Graciela.
P.S.: La imagen que ilustra el post es de este sitio.