Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

viernes, 23 de octubre de 2009

UN ROSTRO PARA EL AMOR


Hace un par de posts atrás, un comentario de rumbofijo, me puso a rebuscar en los vetustos papeles de mi adolescencia, porque me había recordado este escrito de hace tantos años como leerán al pie.

Lo subo tal como lo escribí entonces, aunque aparezcan algunos anacronismos. Hoy, por ejemplo, el hambre en Biafra no ocupa los titulares de los diarios como los ocupaba en aquella época.
Y dejé también una palabra que ya no existe en el vocabulario corriente, o al menos no con el mismo significado.

La palabra churro, aclaro para los menores de 200 años, se refiere a un o una joven particularmente bello/a.

A muchos no les dirán nada el título y una frasecita que aparece muy abajo en el texto, a ellos les cuento que “El amor tiene cara de mujer” era una telenovela que hacía furor en Argentina en esos años, y de allí salió todo este escrito.
Y lo último que debo aclarar para los que hoy me conocen tan fervientemente cuestionadora de la religión, es que usar la imagen de Cristo era muy natural en mí por ese entonces, porque mi ruptura con la iglesia fue bastante posterior.
LA CARA DEL AMOR.

El amor no tiene cara de mujer. Tiene cara de cualquier cosa. Tiene cara de niño, cuando el niño sonríe. Tiene cara de hombre, en el hombre que llora. Tiene cara de sueño, si sueña una adolescente. Tiene cara de perro, si mueve la cola un perro.

Pero hoy en el mundo entero, el amor tiene cara de duelo. El amor llora en Biafra, con cara de hambre y de muerte. El amor está de luto, y el luto lo pongo yo cuando no extiendo la mano. El luto lo pongo yo, que como pavo y me quejo de que hay gente que se muere sin comer ¡y por la calle!

El amor llora en el cielo al recibir a los muertos que se mueren en mil guerras, ¡hay guerra en tantos lugares!

El amor llora en la calle con un chico muerto de hambre, y el hambre lo pongo yo, que lo he dejado en la calle.

El amor llora en la cárcel, y sus lágrimas son tantas que acaso si yo quisiera, borrarían tanto crimen, tanta pena y tanto duelo. Pero no quiero, y lo dejó al amor tras de las rejas.

El amor no tiene cara de mujer, y menos cara de dama. Damas son las que hacen tés a beneficio. Al pobre le tiran guita y ellas comen las masitas.

El amor tiene cara de pobre, que sin tener dónde morirse, le extiende su mano al otro.

El amor tiene fea la cara ¿para qué es el maquillaje? El amor tiene cara de viejo, tiene cara de bombardeado, tiene cara de pibe solo, tiene cara de raquitismo, tiene cara de analfabeto, y yo no quiero mirarlo.

El amor que muestran en las novelas es el amor disfrazado: el amor del muchacho churro que quiere a la chica linda ¡Vaya con el esfuerzo! (¿Que el amor no es sacrificio?)

¡Ese amor no tiene gracia!

¡Gracia tiene el amor al pobre!
¡Gracia tiene el amor al tonto!

Gracia tiene el amor a Cristo, pero a Cristo desfigurado. El que está en el presidiario, el que está en el equivocado. El que está en mí como en todos. (¿Por qué entonces me quiero a mí tanto, y a los otros los ignoro?)

El amor no tiene cara de mujer. Tiene cara de pena, tiene cara de luto, tiene cara de llanto. Tiene cara de cualquier cosa, aunque yo prefiera ignorarlo.

2 de agosto de 1969.


Como habrán observado, mis impulsos de compromiso y solidaridad no son recientes, ni fueron tampoco solamente declamatorios, pero como tal vez alguna vez les cuente, implicaron muchas veces, dolorosas experiencias de profundas decepciones, que me fueron especializando en el área donde encontré la mayor retribución de amor incondicional, y el menor cúmulo de desilusiones: los animales.

Por eso acá me ven, pidiendo una vez más un hogar para Afrodita, que nunca les dará un mal pago.


Ahora vayan a mirar otras inspiradoras telenovelas hasta el próximo sábado, cuando tal vez les haga más confesiones para el prontuario, porque no tienen idea de las cosas que encontré revolviendo entre los papiros y tablillas cerámicas que escribí en mis comienzos. Un beso Graciela

12 comentarios:

rumbofijo dijo...

Que bello escrito que nos ha regalado y que sin saberlo le hice recordar.Gracias.Me ha hecho recordar algo con respecto al tema,es viejo y decía,vivimos en un mundo que sufre de hambre,de guerras,de odios.En un campo de batalla donde el futuro de cada uno es incierto y doloroso.En un mundo donde parece haber muerto el amor y donde sin embargo todos necesitamos amar y ser amados.Huímos de la ternura por temor a parecer ridículos ó anticuados,y sin embargo el amor existe y hoy más que nunca debemos refugiarnos en Él.

Graciela L Arguello dijo...

Efectivamente, rumbofijo después de aquel comentario tuyo hace un par de posts atrás me puse a buscar febrilmente esto, porque recordaba muy bien haberlo escrito hace una parva de años.
Y también es cierto que el amor es alimento, y por la estúpida vergüenza de expresarlo, mucha gente se rodea de soledad.
Es precisamente por esa enorme capacidad de amar sin límites y de demostrarlo a cada paso, que los perros nos son tan caros, y ocupan un lugar maravilloso en los afectos de los niños, por ejemplo.
Un beso Graciela

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Me encanto tu escrito y en verdad que el amor tiene infinitas caras, de todos esos olvidados, de los desamores y todo eso que produce dolor, guerras, abandonados y el olvido de nuestros semejantes.

Sabes Afrodita que porte tiene, es una verdadera belleza, y en verdad los animales dan el amor más puro que se conoce es totalmente desinteresado.
Saludos

Graciela L Arguello dijo...

Hola, Roy Sí, Afrodita es una diosa y tanto ella como los demás perros nos enseñan a amar sin discriminar, sin calcular, sin mentir ni engañar. Ojalá supiéramos aprender de ellos.
Un beso Graciela

Gustavo Tisera dijo...

Muy bellas tus palabras. Dudo que una novela de hoy en día pueda ser inspiradora (Valientes???!!!) (ja!)
Me parece realmente muy noble tu preocupación y empeño por estos pobres animalitos abandonados y olvidados. Un saludo!

Graciela L Arguello dijo...

Pues, hasta Valientes podría inspirar un texto, Gustavo , porque a decir verdad a "El amor tiene cara de mujer", sólo le conoci el título, nunca la seguí, como no sigo ninguna ahora. Pero el título puede dar letra lo mismo, aunque no tenga idea de qué se trata.
Por ejemplo, podría escribir sobre la valentía de esos animalitos que remontan situaciones impensables de maltrato, crueldad por parte de los humanos, enfermedades, hasta torturas, y salen adelante a pesar de todo, tan pronto como se les da una mínima oportunidad, y un cachito de cariño.
Si ellos no son Valientes, no sé los valientes dónde están.
Un beso Graciela

AVELLANEDA dijo...

¡Si tendrá caras el amor que aveces se disfraza de odio y de lejanía y de despego y de silencio y de mí y de ti y de todos!
¡Cuánta razón tienes, Graciela!

Graciela L Arguello dijo...

Hola, Avellaneda Así es, pero lamentablemente esta cultura que sobrevaloriza la imagen lleva a mucha gente a pensar que la única cara para el amor es la de Brad Pitt, o la de Angelina Jolie, según sea el sexo.
Como si sentimientos y aspecto tuvieran algo que ver.
Un beso Graciela

Cuchu dijo...

Hola Graciela:
Vengo porque fuiste a mi blog. Y estos descubrimientos están buenos.
Me gusta mucho el humor que le pones al relato. Por lo cual creo que seguramente debés ser "una autora muy leída".
O por lo menos, serás una autora muy leída por mi.
Besos
Cuchu

Graciela L Arguello dijo...

Hola Cuchu, te doy la bienvenida al blog. Veo que somos varios los que estamos disfrutando el efecto colateral del blogazo. Yo me dediqué anoche a recorrer blogs que no conocía, y dejé comentario en los que más me gustaron. ¡Pensar que tenemos los quiosquitos a la vuelta, y no nos habíamos visto nunca!
Un abrazo Graciela

Terox dijo...

Realmente bello el texto. Realmente la labor de rescate arqueológico está dando sus frutos...

Lo mejor de todo es que veo que los golpes de la vida no han trocado tu sensibilidad en cinismo, como pasa con frecuencia...

Un abrazo para vos, y lengüetazo al resto de la jauría...

Graciela L Arguello dijo...

Hola Terox Parece que has decidido ponerte al día con la lectura del blog. Estaba armando un pps para el refugio y veía que entraban tus mensajes uno atrás de otro como patada de loco Ja jajaja!

Sigo desempolvando papeles, y no te imaginás las cosas que voy encontrando. Ya las vas a ver de a poco...

Un beso Graciela