Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 24 de julio de 2010

Un extraño día del amigo



Cada 20 de julio, uno tiende a escribir bellos posts ensalzando a los hermanos no biológicos que fue eligiendo a lo largo de su vida.

Esta vez no tengo nada bueno para escribir porque la vida me quitó dos amigos que en su momento fueron entrañables para mí.

Amigos en los que creía, y a los que quería.

Fueron especiales...hasta que los conocí de verdad.

Por eso digo que se los llevó la vida. Dos amigos que dejaron caer sus caretas de manera inesperada, y al quedar al desnudo, mostraron la enorme magnitud de la mentira que disfrazaron de amistad.

Este año no tengo mucho para festejar, lo siento.

Pero para ser justa, les deseo a los demás, a los que no fallaron cuando llegó el caso, un día tan luminoso como sus corazones.

Gracias por seguir ahí cuando los cobardes y los egoístas se marcharon. Un beso y Feliz día, amigos de verdad.

Y si quieren evitarse decepciones, busquen amigos donde los verdaderos están: Tamy por ejemplo

Graciela

No hay comentarios: