Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 8 de octubre de 2011

Predicciones del Horóscopo Mikartiteano.


Hola, che, ¿cómo andan? Yo bien, pero me tengo que apurar ahora que la Graciela me dio un pos para mí sola, antes de que se arrepienta, porque para darme un espacio es más mezquina que padre para prestar el auto a hijo adolescente.
No saben lo que tengo que rogarle para que me cumpla la promesa de ir publicándome el libro, aunque sea de a cachitos como hace ella.
Ahora todavía son predicciones para lo que queda de este año, que no es mucho, pero a este paso, a los signos que faltan les tendré que hacer profecías para el 2012.
Y no es que les vaya a cambiar nada. Solamente el año, que después de todo ya laburé bastante para inventar 12 adivinaciones cuando lo escribí hace como 3 años.
¡No lo voy a hacer de nuevo, con lo que me cuesta escribir a mí! Sobre todo en esta máquina que ni rata tiene.
Y encima después la tengo que aguantar a la Graciela que me corrige la ortografía y me critica todo lo que pongo.
¡Como si ella fuera Sarmiento o no sé quién! (De verdad no sé quién, porque mucho que se diga tampoco leo, así que si Sarmiento no era escritor no se la agarren conmigo, pero por algo está en los discursos del día del maestro, digo yo, ¿no?)
Bueno, digo que me tengo que apurar, y me pongo a darles charla, porque eso sí soy: muy sociable y bien llevada.
Pero lo que ahora les tengo que explicar es lo que le va a pasar a la gente del signo Samurai, que es toda la que nació en abril. (De cualquier año, no hace falta que sea de éste. Les aclaro porque hay cada bestia...)
Lo cierto es que lo que queda del 2011 para los Samurai va a ser de mucha pelea. Van a andar a los gritos con todo el mundo, pero no les conviene desenvainar la espada por cualquier estupidez, porque siempre se pueden encontrar con alguien más calentón y más rápido que ustedes.
Y además, si alguno los revuelca, van a tener que ir a hacer eso de abrirse la panza con un cuchillo de mambrú o como se llame esa cosa sin filo que les va entrando despacito en las tripas, como salía en una película viejísima que la vi en la tele, y que justo está en la foto.
O sea que aunque tengan un año de mierda miércoles, más vale que se lo tomen con soda y no anden haciéndose mala sangre, que después no los quieren ni los vampiros.
Aparte tampoco les conviene hacerse los compadritos porque siempre les puede salir al cruce uno más guapo que ustedes.
Pero eso sí, les auguro para fin de año, gran alegría y muchos festejos, seguramente porque se clavarán unos buenos "champuces" para la Navidad y el 31, como cualquier hijo de vecino, sea del signo que sea. (Menos tal vez los de Origami, que de complicados que son nomás, capaz que toman café con leche en la cena de Año Nuevo)
Un consejo final para los samurai: cómprense una alfombrita nueva para eso de la meditación y demás pavadas, porque renovarse es vivir, como decía mi abuela cada vez que cambiaba de marido.
Ahora vayan nomás a adoptar al perro ése que dice la Grciela que se llama Abrojo por lo pegote que es con la gente que quiere. Y si no lo adoptan, háganle la propaganda por lo menos, para que consiga familia, que buena falta le hace.
La Graciela no viene hoy así que yo nomás les digo que vuelvan el sábado si quieren leer las idioteces que ella escribe.

Un beso Mikartita Sabeuntoko.


P.S.: La imagen que ilustra el post la tomé de la página de Taringa

4 comentarios:

Terox dijo...

Ah, ese signo es bien complicado... y siempre está en guerra... por cierto, de casualidad no tenés el signo "Ninja"?

Graciela L Arguello dijo...

Hola, Terox , ¡¡¡no le estés dando ideas a Mikartita que va a querer todo el blog para ella sola!!! Un beso, Graciela

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Bueno no puedo comentar los signos ya que no creo en eso, pero si creo que Abrojo debe tener un hogar,.

Saludos

Graciela L Arguello dijo...

Yo tampoco creo en los signos, Roy , precisamente por eso me los tomo a risa e inventé a Mikartita y su horóscopo, como un modo de satirizarlos. Un beso Graciela