Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 9 de febrero de 2013

Hay gente nacida para hacer daño por dos mangos.


Como si cuidarse de los arrebatos en la calle, de las "salideras" bancarias, las "entraderas domiciliarias", los irresponsables al volante, los corruptos entronizados en cargos políticos, y cuanto mal nacido anda suelto por el mundo fuera poco, hay también inescrupulosos cibernéticos, que te cag arruinan el trabajo realizado con amor y respeto, hackeando sitios bien posicionados para llevar agua a su propio molino, sin importarles si por su accionar ponen en riesgo la permanencia de un blog ajeno.
La imagen que ilustra el post es parte de la advertencia del nuevo hackeo en mi blog Locos por la Geología, que me aquejó durante la semana que está terminando.
Alguien dijo alguna vez que uno no tiene que saberlo todo, sino que basta con tener el teléfono del que lo sabe.
Por suerte, así se resolvió el tema, Martín- que administra el hosting- se encargó de limpiar mi blog, que volvió a ser seguro, y Guille de hacer todo el trámite ante Google para que vuelva a posicionar mi blog como estaba antes de ser catalogado como inseguro, por la acción de esos reverendos hijos de...la Tierra que los vio nacer.  
Lo triste del tema es que mi posicionamiento cayó rápidamente, y remontar la caída, en cambio, llevará tiempo. Da muchísima bronca, y lo único que puedo agregar es "A cada chancho le llega su San Martín". Ya sabemos cuáles empresas son desleales, y Google también las caratula como tales.
Perdónenme la catarsis, pero es que estoy harta de la mala gente. 
Mi única apuesta es a la gente que merece su lugar en el mundo y que tal vez pueda llegar a adoptar a Amanda, que es incapaz de hacer maldades, por la sencilla razón de que pertenece a una mejor especie.



Un beso y nos vemos el sábado. Graciela.

2 comentarios:

Terox dijo...

Hay que tener cuidado...

http://o2.metroflog.com/pictures/604/44/8/921844604_KGORFCPWUCLEEBB.jpg

Graciela L Arguello dijo...

ya lo creo, Terox