Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 17 de mayo de 2014

Una hermosa noticia.






Ayer recibí un mail en el que me expresaban lo siguiente:
Estimado escritor/a: GRACIELA LEONOR ARGÜELLO


El Instituto Cultural Latinoamericano se enorgullece en comunicarle que sus obras: ………"PAJARO CON MIEDO"...

Han sido galardonadas en nuestro XLI Concurso Internacional de Poesía y Narrativa “El poder de la Palabra 2014”, en el género: ..NARRATIVA..., ya que por la calidad de sus obras ha sido premiado entre…790… participantes haciendo un total de..1.634… trabajos.

El INSTITUTO CULTURAL LATINOAMERICANO fue creado en el año 2000 conjuntamente con EDITORIAL ARIES dedicándose a realizar concursos literarios y entregar antologías en varios formatos (libros en papel, CD, digital, audiolibros). En cada Edición han participado escritores de Argentina y del Exterior (España, EEUU, Brasil, México, Israel, Chile, Uruguay, etc.). Nuestro compromiso es que el escritor muestre al mundo su creación literaria
...

Además de mi orgullo por este hecho en sí mismo, quiero contarles una parte más íntima al respecto.
Ustedes ya saben que tengo ya muchas participaciones en concursos, a veces hasta con premios como en  este caso. Por esa razón, tengo una larga lista de pseudónimos que voy intercambiando, ya que nunca se concursa con el nombre propio.
 
Y esta vez, el pseudónimo que había utilizado era Rolf, por supuesto en homenaje a mi "everlasting love", como dice la canción.

Y ese nombre querido me trajo suerte.

Por supuesto también saben ustedes que no soy creyente, ni supersticiosa, pero esta vez, opto voluntaria y conscientemente por darle vía libre a la ingenuidad y decido imaginar que Rolf está moviendo los hilos de su amor, para cuidarme desde lo que de su esencia esté vagando en el espacio.

Sé que es tonto pensarlo, sé que no se compadece en lo más mínimo con mi mente racional y analítica, pero me gusta creer que hubo magia en ese pseudónimo tan querido.( Me gusta creer que estás allí, dándome otra vez tu patita, mi inolvidable compañero, Federico Alfonso, Rolf...)

Y si quieren ustedes crearse esa magia para recuperar las inocencias perdidas, adopten a un quinterito, por ejemplo, como Dalila, por quien pueden conectarse acá.


Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.