Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 28 de febrero de 2015

Para pensar un poquito

                 
Una excelente novela de suspenso es "El chino" de Henning Mankel, y si uno está alerta a todo lo que lee, puede pescar parrafitos muy interesantes, que lo dejan a uno pensando.
Vean éste, y díganme después, si no les parece muy actual, y muy aplicable a situaciones casi cotidianas, -independientemente del signo ideológico involucrado- sobre todo en un país como el nuestro. 
El diálogo que seleccioné se produce en la primera década del 2000 entre una sueca, que participó en su juventud de movilizaciones pro comunistas en su país, y una china todavía militante en el momento de la conversación.

Dice primero la sueca:
..."-Cuando era joven deseaba con todas mis fuerzas, marchar con el libro rojo de Mao en mano, rodeado de otros miles de jóvenes. Tú  y yo somos más o menos de la misma edad, ¿cuál era tu sueño?
-Yo era una de los que marchaba entre esos miles.
-¿Convencida?
-Todos lo estábamos. ¿Has visto alguna vez un circo o un teatro lleno de niños? Suelen gritar de alegría. No necesariamente por lo que ven, sino por el hecho de encontrarse junto con otros miles de niños bajo una carpa o en un teatro. Sin profesor y sin padres. Ellos dominan el mundo. Si hay una cantidad suficiente de gente, uno puede convencerse de cualquier cosa".

Esas palabras finales son de verdad agudas, ¿no les parece? Los dejo pensando, no solamente en eso, sino también en la posibilidad de adoptar a Candela que está a la espera de una familia.

Un beso, y nos vemos el próximo sábado. Graciela.
La imagen que ilustra el post la tomé de este sitio.

4 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Uno cambia al pasar los años y se vuelve más reflexivo y más crítico y lo que nos apasionaba de niños y de jóvenes cambia radicalmente. Saludos

Graciela L Arguello dijo...

No siempre, Roy , acá abundan los "aplaudidores", a los que les venden buzones, con el solo expediente de armarles un acto con muchos igualmente irreflexivos, incapaces de madurar
. Un beso,

Terox dijo...

Es innegable el hecho de que el hombre es un animal cuyo comportamiento cambia considerablemente en MANADA...

Graciela L Arguello dijo...

No podías expresarlo mejor, Terox . Un beso