Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 21 de enero de 2017

A propósito de Chocolate y la marcha.

El pasado viernes 13, como es de público conocimiento, se realizaron en diversos puntos de la provincia, (y creo que en el resto del país también) marchas solicitando justicia para Chocolate, y también clamando por el respeto a los derechos de los animales.
Ustedes me conocen y ya saben que vengo participando en movidas como ésta desde hace años, pero nunca fue tanta la gente que se sumó a nuestro clamor, como esta vez.
Y lo mejor de todo fue que había muchos niños, cuyos padres están dejándoles el maravilloso legado del compromiso con una causa, y nada será más valioso que eso para su desarrollo ético mirando al futuro.
Pero hay algo que quiero destacar. Cuando ya los que arengábamos vía megáfono (sí, sí, yo siempre soy una de las jetonas, ya lo saben, :D ) habíamos dicho mucho de lo nuestro, un niño de no más de 10 años, según mis cálculos, solicitó el megáfono y dijo "¡Basta de pirotecnia que asusta a los animales!!" 
Todos aplaudimos emocionados, porque conmueve en lo más profundo pensar en la lucidez de ese chico, y en la escuela que se va haciendo lentamente, con miras a una sociedad mejor.
Lamento no haber podido anotar el nombre del niño, pero desde este muy modesto rinconcito, lo aplaudo nuevamente, y le auguro un futuro maravilloso, porque ya lo está construyendo.
Y acompañando nuestro compromiso para una sociedad mejor, está Bombona, que espera ser adoptada cuanto antes, como ya lo fue Lautaro, el que aparecía en mi post anterior.
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.

No hay comentarios: