Bartimeo, Federico Alfonso y Elvira Inés, los ángeles del blog.

Me gusta

sábado, 25 de enero de 2020

Cómo decir las cosas de manera más científica.

Hay observaciones que expresadas de manera directa pueden resultar hasta groseras, pero he aquí que la ciencia acude en nuestra ayuda, para decir lo mismo de manera mucho más sutil y menos ofensiva.
Veamos algunos ejemplos de expresiones en sus dos formas: la cotidiana y la científica.

  • Su estado pruriginoso lo mantiene permanentemente ocupado. Que equivale a decir: se rasca todo el día.
  • Sus extremidades inferiores emiten intensos estímulos olfatorios= tiene olor a pata.
  • No está demasiado avanzado en la escala evolutiva= es un animal.
  • Esa señorita responde a las características de un felis domestica= es un gato
Y para decirlo también científicamente:
Si no adoptan a Gringo, mis niveles de adrenalina pueden desencadenar un evento cuasi volcánico en cualquier momento, de cuyos daños no me hago responsable; que es una manera elegante de decirles: adopten a Gringo, ¡no me hagan calentar, caramba!!!!
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.
 

No hay comentarios: