Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 11 de agosto de 2007

UN DÍA MUY ESPECIAL.

¡Feliz cumpleaños,Doctor Aníbal Paz! De todo corazón le deseo que alcance la deletérea felicidad por la que tanto lucha y por la que tantos esfuerzos y renunciamientos se deben hacer. Con amor, Má.

Un pequeño regalo para su reflexión, es la siguiente frase que me envió Ana Luz, una personita que tiene toda la luz que su nombre indica.
“No existe la casualidad, existe la invisible mano del destino que devuelve a cada uno lo que dio”

Esto nos renueva la esperanza, un día cosechará cada uno lo sembrado, tenga fe y esperemos hasta entonces.

EN EL DÍA DEL NIÑO.





Había una vez un niño llamado Matías que tenía una abuela su abuela “Acila”, la abuela que lo amaba con todo su corazón, desde siempre tan carente de calor.
Juntos corrían riendo a carcajadas empujando el changuito en el supermercado.
Juntos leían cuentos y cantaban canciones. Juntos recortaban figuritas de Scooby Doo y elegían las cajas de gelatina con los mejores muñequitos para armar. Juntos seleccionaban cuentos nuevos en las góndolas, para leer después repantigados en el diván. Juntos veían al oso Barney y cantaban “te quiero a ti y tú a mí “, para terminar dándose el fuerte abrazo de la canción…
Juntos jugaban a hacer trencitos de “Mis ladrillos”.
Juntos se hamacaban en el jardín.
Juntos guardaban moneditas en las alcancías.
Juntos….

Ojalá lo leas un día, Matías y recuperes en tu corazón a la abuela que para vos fui. Mientras tanto, en esta alcancía guardo los besos, los abrazos y las caricias, las risas, los cuentos y los juegos que hoy no pueden ser, para recuperarlos cuando el milagro ocurra y volvamos a correr tras la pelota en el jardín.






Este post fue pensado como un modo de arrojar una botella en el mar con la leve esperanza de que llegue a manos de Maty en algún momento futuro, tal como a mí me llegó (lamentablemente treinta años demasiado tarde), la botella que mi padre arrojó una vez al mar.

6 comentarios:

Luciana dijo...

Hola Graciela, llegué hasta acá por la recomendación de pulpo (soy la misma luciana que firma en atencionviandante), y tal como le comenté a su retoño de ocho tentáculos, tiene una manara "atrapante" (por llamarlo de alguna manera) de escribir.
Me gusto mucho el blog....y espero postee seguido.
Felicitaciones por el nuevo emprendimiento, saludos.

Graciela L Arguello dijo...

Hola Luciana, he leído tus comentarios en lo del Pulpo, porque obviamente soy su más incondicional admiradora. Me alegro de recibirte aquí, y posteo todas las semanas, porque me ha pegado fuerte la fiebre bloguera. Cúlpese de ello a mi retoño de ocho tentáculos. Espero que vuelvas y que no te decepcionen los siguientes contenidos Gracias por tus buena onda
Graciela

Luciana dijo...

Ando seguido por estos lados, por consecuente pasaré a menudo a saludar, la fiebre blogera que despertó en usted también la despertó en mi jaja!, pero todavía no me tienta armar blog propio por consecuente visito los agenos. Seguramente volveré, a si se hace adictivo como atenciónviandante, vas a pedir por favor que no vuelva más, sino preguntele a Pulpo jajaja!!!.
Besos y buen fin de semana.....

Taio dijo...

Graciela: me encanta que seas una Blogger!! también llegué a vos por medio del blog de tu pulpito carismático... ya veo de donde le vienen las dotes literarias. De a poquito te vas a ir poniendo canchera con esto, voy a visitarte seguido, me gusta tu modo de escribir (y con tus comentarios en atención viandante me haces c... de risa!!). Te invito a que te des una güeltita por mi humilde blog cuando se te pegue la gana. Besotes!! Ta lueeego...
Naty

Graciela L Arguello dijo...

Taio:
Compararme con el Pulpito carismático es un honor increíble para mí como blogger principiante. Y te cuento que si bien a él tal vez le llegaran algunos genes literarios, no sólo me ha superado con creces, sino que ahora me devuelve el favor desbarrándome en tecnologías que han dejado por el camino a la mayor parte de los ancianitos de mi generación. Gracias por la invitación, llego por ahí en cualquier momento y te cuento.

Luciana:
¡Por favor!, ¿a qué blogger le molestan las visitas? Y menos a uno nuevito como yo que ha estado parado un rato largo en la puerta del kiosco esperando si alguien se decidía a entrar ;)


Graciela
PS, esta tarde subo el nuevo post, estoy preparndo unas fotos, pero ya está casi listo

Graciela L Arguello dijo...

Taio, vuelvo sólo para contarte que por falta de tiempo sólo espié tu perfil (por ahora) pero ya sé que voy a visitarte a menudo, porque me recordás en el perfil, a mí misma con mil años menos, seguro que voy a disfrutarlo!!!