Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

viernes, 4 de enero de 2008

¿QUIÉN NO ENTENDIÓ?


Hoy inauguro la etiqueta ¡SAQUEN UNA HOJA!, que como expliqué en su momento, tiene que ver con anécdotas reales, pero específicamente relacionadas con mi actividad como profesora universitaria. Siempre me jacto de poner todo mi empeño para explicar los temas a mis alumnos. En una oportunidad, cuando yo tenía casi veinte años menos, por alguna razón, los estudiantes no alcanzaban a visualizar un problema tridimensional, por lo cual, recurrí a proyecciones, objetos reales presentes en el aula, gestos y aún expresión corporal, hasta que finalmente escuché el anhelado ¡¡¡AH!! que indica que por fin han captado la idea. Debido a lo poco habitual de toda la situación, lo comenté en broma con ellos:
-Bueno, por fin me entendieron, ¡ya sólo me faltaba hacer un strip tease!
Entonces, en el fondo del aula se levantó una mano, y uno de los alumnos dijo:
-Yo no entendí, profesora, pero vengo mejor esta noche, a su horario de consulta...



Por años ha sido una anécdota que me han recordado los alumnos de entonces, y hoy ya colegas, en muchos casos. Y al pícaro de ese momento, lo crucé después muchas veces, y debo decir con satisfacción que sigue siendo un loco lindo, a pesar de los años transcurridos

12 comentarios:

Tapi dijo...

Siempre que escucho Saquen una hoja me recuerda el secundario y me provoca cierto malestar estomacal. Creo que es un acto reflejo. En la universidad tube un profe que en lugar de esas palabras, entraba al aula y señalaba con el dedo mientras decía tema uno,tema dos, tema tres y tema cuatro. Todo un deleite!!

Graciela L Arguello dijo...

Hola Tapi , ésa es precisamente la iea, generar una etiqueta que movilice cosas. Buenas o malas,lo que sea, pero que no deje a nadie indiferente. Pero si alguno de mis alumnos me lee, espero que salga en mi defensa. Te garantizo que siempre trato de hacer de las instancias de evaluación, algo lo menos traumático posible. Un beso, Graciela

Gurisa dijo...

Mirala vos a Mamá Pulpa... por eso no te entendían!! Estaban embelezados con vos!!!

Hubiera estado lindo filmar la clase para después subirla al You Tube (como un nuevo capítulo de la UMass film & arts!!)

Graciela L Arguello dijo...

Gurisa ¿Viste? Con unos cuantos años menos era una profe muy presentable. Igualmente, mi orgullo es que mis clases siguen siendo entretenidas, según creo, y según las calificaciones de los alumnos (en encuestas anónimas, conste) de modo que podríamos filmar un aporte cultural para la U Mass en cualquier momento.

Un beso, Graciela

Carlos Alberto Arellano dijo...

Graciela:

Si todo lo que el rey Midas tocaba se convertía en oro, todo lo que tú tocas en este blog (aún la escalofriante frase: ¡Saquen una hoja!) se convierte en algo amable, simpático, con mucho humor, algo que da gusto oír, algo que uno desea que se lo repitan varias veces, aunque lo haya entendido perfectamente. Por eso, señoras y señores, me voy a tomar la libertad de presentarle al mundo entero, en este preciso instante de inspiración, una frase que se me acaba de ocurrir: El toque de Graciela.

También me estuve riendo un buen rato con la pregunta: ¿Quién no entendió? Normalmente esta pregunta no me causaría ninguna gracia, pero en los interiores de tu blog, ya sabemos, tiene el toque mágico, el toque milagroso, el que nos lleva en un santiamén a otra dimensión: El toque de Graciela.

¡Buenísima la anécdota!

Graciela L Arguello dijo...

Carlos Alberto
Gracias por tus palabras. Me recuerda lo que dice mi amiga Silvina, que he mencionado en varios posts. Dice que yo cuento de modo muy gracioso hasta mis desgracias. Según ella no puede evitar reírse aunque le esté contando un drama.
Por eso una de mis etiquetas es El Humor nos salve. Creo en eso de verdad.
Tengo que volver a pasar por tu blog porque me atrasé mucho en las vacaciones Un beso . Graciela

Daniel dijo...

Tapi! Salto a la defensa de la profe!!! Un poco tarde, PERO DEFENZA EN SÍ! JEJE...
Las evaluaciones de Graciela no sólo me modificaban la vida unos días antes (por los mismos dolores estomacales de los cuales vos hablás, osea que te entiendo perfectamente), aunque según ella era yo el exagerado, sino que además en Geología (cátedra de Graciela) TENÍAS QUE SABER O SABER. jej...
Pero hay algo muy cierto, ella se asegura de que aprendas realmente(de hecho terminás concluyendo de que la misma evaluación es una instancia más de aprendizaje, y no es un modo de decir)pero además es súper buena...Calculo que no ha cambiado...
Ahhh y siempre, antes del primer parcial, cuando todo alumno manifiesta temor por el acercamiento de la primer evaluación, ella, muy segura de si misma (y segura de su metodología diría yo) decía: "pregúntenle a los chicos de años superiores que ya me tuvieron, a ver si soy tan mala en los exámenes"?..
En realidad ....un santa (una santa exitosa). La recuerdo con mucho cariño.
Daniel

Graciela L Arguello dijo...

Daniel Ciertamente nos divertíamos hasta en los parciales, ¿verdad? ¿Te acordás de mis "giras turísticas", como yo las llamo, por el aula, viendo cuáles son las dudas y dificultades de cada uno? Siempre alguien hace un comentario risueño que nos permite a todos distendernos. Yo recuerdo también a mis ex alumnos con cariño, como una gallina a sus pollitos. Y sigo atesorando nuevos pollitos cada año.Sobre todo esos, que como vos, prometen ser profesionales brillantes. Un beso. Graciela.

Daniel dijo...

¡¡¡¿Cómo olvidar esos recorridos?!!! Más de una vez los esperábamos asiosamente para ver si íbamos bien encaminados en el desarrollo del parcial. Siempre eran a mitad de la hora aproximadamente. !!! MUY PRODUCTIVOS! Además una estrategia que nunca más la vi aplicar en la universidad!

Graciela L Arguello dijo...

Daniel Sí, es una estrategia muy particular, pero yo creo que en las evaluaciones también se puede aprender. Un beso. Graciela

Lizi dijo...

Graciela yo también te tuve como profesora en Biología y recuerdo que una vez caíste con las manos llenas de juguetes (legos o cubitos de madera creo que eran) y nos contaste (para nuestro deleite) que los habías "hurtado" sigilosamente de las habitación de tus hijos para que entendiéramos mejor una clase sobre minerales. Han pasado muchos años pero recuerdo con afecto la actitud tuya de preocuparte que entendieramos. Hoy ya con muchos años de docente también te quiero decir: gracias mil!!! Un abrazo. Lizi

Graciela L Arguello dijo...

Hola, Lizi ¡qué lindo que recuerdes mis clases con cariño! Y qué bueno que seas docente, es una actividad tan rica y entretenida que hace que todo esfuerzo valga la pena!!!
Un gran beso Graciela