Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

miércoles, 23 de abril de 2008

¡ESTÁN COPIANDO!

Este post es sólo para solidarizarme con el Pulpo, a quien le fue plagiado un post. Llego tarde, puesto que ya se ha castigado debidamente al plagiador, pero igual, no quiero faltar en la movida bloguera de apoyo solidario. Siguiendo este link, pueden conocer toda la historia.



La foto es demostrativa de cómo vuelan las noticias entre seres que se quieren, y cómo la solidaridad moviliza los canales de comunicación. (De paso, les cuento que son fotos que recibo de una amiga que tiene un refugio temporario para perros y gatos en Río Cuarto. Si alguien vive allí y quiere adoptar éstos u otros, no tiene más que pegarme el grito. Si no viven en Río Cuarto, pero pueden hacerse cargo del traslado, también pueden hacerlo. Y ya que estoy, les cuento que en Córdoba también tengo contactos si buscan animalitos sin hogar)

Volviendo al tema original:


Gracias por defender el trabajo de una de las Maravillas del Mundo Moderno (el nene, obvio)

Los espero el sábado, en el próximo post. No les queda mucho tiempo, pero vayan portándose tan mal como puedan hasta entonces, un beso Graciela

14 comentarios:

Gurisa dijo...

El día que Gurilandia y Neverland se fusionen y busquen un edificio más grande y cómodo, seguramente requeriremos de tus contactos.

(Ya es la tercera vez que intento comentar y Blogger no me deja :( )

Besos!

Graciela L Arguello dijo...

Bravo, Gurisa , así le damos hogar a tantos nobles seres que lo necesitan. A propósito si sé de algún caballo que busca dueño te aviso. Un beso Graciela

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Saludos desde San José de Costa Rica, vieras una perrita parió en la entrada del residencial donde vivo, la estamos alimentando y debemos buscarle hogar a sus nueve perritos.

Espero que me visites, un abrazo.
Saludos

Latamoderna dijo...

Graciassssssssssss por la felicitación, linda :)
Y sí, hay que solidarizarnos.
Basta de plagios!!
Un abrazote

Graciela L Arguello dijo...

Lata, son movidas solidarias como ésta, las que van depurando la blogosfera de individuos que la desvalorizan. Un beso, Graciela

Graciela L Arguello dijo...

Roy ¡¡¡Bien por ustedes!!! Noticias como ésta me refuerzan la fe en que hay buena gente en todas partes, aunque se hagan notar menos que los alborotadores. Por supuesto pasaré a visitarte (ojalá fuera en Costa Rica, pero no, será en el blog ;D )Un abrazo Graciela

Terox dijo...

Como decía Scrappy Doo: "Poder Perruno!!!".

Hace poco toqué un tema muy duro en un post sobre el "arte". Seguro que ya conocés el caso de Habacuc...

Pero bueno, hablando de "piratas", a mí todavía no me han copiado... y por mi parte, trato de mencionar siempre las fuentes de donde tomo información... es un tema delicado en este mundo cibernético...

Un saludo desde el caluroso San José...

Graciela L Arguello dijo...

Hola Terox Bienvenido a mi modesto blog. Conozco el caso, por aquí se juntaron firmas, y por supuesto yo firmé.
Y estoy de acuerdo en que hay un poder perruno, de hecho, entré por primera vez a tu blog, porque en un comentario en otro blog, vi tu etiqueta con el perro. Pensé " si pone un perro como foto, seguro que me va a gustar" y no me equivoqué. Un abrazo, y nos seguimos leyendo. Graciela

Terox dijo...

Te cuento, el perro en cuestión se llama Oberón, ya está mayorcito (8 años) pero todavía mueve sus 50 kgs por todo el patio...

Graciela L Arguello dijo...

Terox yo tengo dos, y los he mencionado muchas veces en el blog, pero ya que sos nuevo aquí, te cuento: Federico Alfonso (alias Rolf) es un Siberian Husky de 11 años, que corre por todo el patio, y sube y baja al trote las escaleras. Está hecho un pendex- Elvira Inés (alias Laika) es una Sunderbound de 6 años, totalmente eléctrica. Un día tengo que contar sus historias. Un beso, Graciela

Pepe Galleta: El único guapo en camiseta dijo...

DIARIO CLARIN
REVISTA Ñ
BUENOS AIRES. ARGENTINA


Entrevista con el sorprendente Aubrey de Grey.

Es un biólogo de la universidad de Cambridge, especialista en envejecimiento. Piensa que el ser humano podrá llegar a vivir 1.000 años.

Por: Andrés Hax

En una charla breve, Ted Aubrey de Grey explica sus ideas.

El biólogo inglés tiene 44 años y piensa vivir 1.000.

El excéntrico gerontólogo de la Universidad de Cambridge, Aubrey de Grey, podría fácilmente integrarse al elenco del Señor de los Anillos sin siquiera tener que pasar por el camarín de maquillaje.

Es menudo y delgado, con una barba que le llega hasta el ombligo y pelo atado en una cola que le cubre toda la espalda. Su apariencia de científico loco le sienta bien. Aubrey de Grey es uno de los expertos mundiales en el tema del envejecimiento y está trabajando furiosamente para que la vida humana llegue a durar 1.000 años.

De Grey considera al envejecimiento como una enfermedad maléfica —el cáncer, sin ir más lejos— que se tiene que erradicar. Acaba de publicar un libro («Ending Aging» o «Contra el envejecimiento») donde resume sus investigaciones de la última década para un público general. Allí argumenta que ya existen la tecnología y los conocimientos para lograr extender la vida humana por siglos y siglos.

Aunque de Grey es visto de reojo por la comunidad científica, sus teorías, hasta ahora, no han sido refutadas ni invalidadas por sus críticos. A tal punto que la revista del MIT, Technology Review, ofreció una recompensa de 20.000 dólares para el biólogo molecular que lograra comprobar que los postulados de Grey son erróneos. Hasta ahora nadie se ha adueñado del premio.

Aubrey de Grey afirma que el envejecimiento se debe a cinco causas básicas (y que cada una de ellas podrá en un futuro próximo ser atacada por intervención médica):

1. Degeneración celular.
2. Acumulación de células no vitales.
3. Mutaciones en los cromosomas.
4. Mutaciones en mitocondria.
5. La acumulación de "basura" dentro de las células.

El centro de investigaciones de Aubrey de Grey se llama SENS, sigla en inglés de Estrategias de Ingeniería de la Senescencia (término biológico que se refiere al envejecimiento de las células). Allí se puede ver en detalle su programa de investigaciones.

Desde su oficina en la aldea universitaria inglesa, de Grey charló con Ñ Digital por teléfono. Sorprenden el pragmatismo y la calma con que discute sus ideas, como si fueran cosas evidentes e inevitables. Repitamos: está convencido de que personas que están vivas hoy llegarán a vivir un milenio.

¿Como empezó esta búsqueda en su vida?

—No es que de golpe me di cuenta de que envejecer era algo malo que se podría arreglar. Siempre supe eso. Pero el momento de iluminación para mí fue darme cuenta de que los demás no pensaban de la misma manera. Cuando descubrí que los biólogos no consideraban que el envejecimiento era un problema a solucionar me espanté y decidí atacar el tema yo mismo.

Usted comenzó en el campo de la informática y aprendió por sí mismo biología. ¿Se puede decir que es un genetista amateur, en el mejor sentido de la palabra?

—Bueno, sí, sería justo. Todo lo que sé de biología lo aprendí informalmente sobre la mesa de mi comedor. Aunque con el paso del tiempo dejé de ser amateur.

Hay científicos que creen que dentro de poco se logrará la inmortalidad conectando la conciencia humana con la inteligencia artificial durante un evento conocido como Singularidad Tecnológica. ¿Cómo ve esos pronósticos?

—A mi juicio la singularidad no se refiere exclusivamente a la fusión entre los hombres y las máquinas. La singularidad describe la trayectoria de la evolución tecnológica y dice que dentro de los próximos 30 años desarrollaremos computadoras que no solamente tengan una inteligencia parecida a la nuestra sino que también serán capaces de evolucionar sin nuestra ayuda. Una vez que comienza esto la aceleración va ser irrefrenable, a tal punto que hay personas que no quieren que lleguemos a este punto.

Una sociedad singular

—Después un tema aparte es la posibilidad de combinar hombre y máquina, de subir nuestras conciencias a una máquina. En cuanto a si hago causa común con estas ideas, yo estoy a favor de las tecnologías que beneficiarán a la humanidad. Y algunas personas piensan que una estrategia más eficaz para combatir el envejecimiento sería transferir nuestro ser a otro dispositivo, que es lo contrario de lo que propone mi trabajo. Por ahí tienen razón. Y si la tienen, bienvenida sea.

¿Qué espera que logre su nuevo libro?

—La mayor parte del libro es una descripción detallada del proyecto SENS. Describe, por ejemplo, cuáles son las investigaciones por hacer y cómo lograremos nuestros objetivos, primero en ratones y después en humanos. Todas estas ideas estaban desparramadas en varios estudios. Espero que ahora que todo está reunido en un lugar la gente tenga la oportunidad de entender que nuestro plan es coherente y comprensivo.

Lograr estas prolongaciones de vida, ¿es una cuestión de tiempo nomás, o hay incógnitas que podrán ser insuperables?

—Está entre las dos cosas. Es un proyecto de investigación y desarrollo. De otras maneras, hay cosas que aún no sabemos hacer, pero en general estamos convencidos de que vamos a poder sobrepasar todos los nuevos obstáculos que se presenten.

¿Le asusta la muerte?

—No me molesta la idea de la muerte. Mi motivación principal en todo esto es que quiero salvar vidas. No creo que sea un punto de vista muy controvertido afirmar que la vida se tiene que cuidar siempre que se pueda. Yo llevo esta idea a la conclusión lógica de que el envejecimiento es algo que mata a la gente —más que todas las otras causas de muerte, combinadas— y por lo tanto es urgente solucionarlo. Es mi única motivación. No tengo ningun miedo personal a la muerte.

Y si pudiera vivir 1.000 años, ¿qué haría?

—La verdad es que no sé. En el corto plazo hay una variedad de cosas que no he tenido el tiempo de hacer y que sería divertido hacer. Puedo pensar en por lo menos 100 películas que no he visto y 100 libros que no he leído. Pero en términos más largos no tengo la menor idea. Ni sé si tengo ganas de vivir hasta los 1.000 años. Para ser completamente franco, no sé si quiero llegar hasta los 100. Pero quiero poder tomar la decisión de hacerlo o no cuando tenga 99.

La última pregunta: como científico y ciudadano planetario, ¿cuánto le preocupan las catástrofes ecológicas? ¿Piensa que podrán amenazar la vida sobre el planeta?

-Está claro que tenemos que enfrentar este problema de una vez y limpiar el planeta y solucionar el calentamiento global. Y claro, muchos afirman que el trabajo que estoy haciendo podrá agravar los problemas ecológicos y de recursos naturales que sufrimos porque aumentará la población. Creo que es importante considerar este argumento. Pero también puede ser que la certeza de que uno vivirá más tiempo tenga el resultado de que las personas tomen al planeta más en serio al saber que estarán viviendo aquí mucho más tiempo.

DIARIO CLARIN
REVISTA Ñ
BUENOS AIRES. ARGENTINA

Carlos Alberto Arellano dijo...

Graciela:

¡Vaya, cuánta gente conocida!

Graciela: Este asunto del plagio es muy feo. He retirado casi todos mis pequeños relatos del blog y ya no siento deseos de escribir otros.

¿Cómo se enteró el Pulpo de que le habían copiado un post?

Graciela: ¡Me encantan los animales! Ahora vivo en un departamento. Si viviera en una casa grande con un jardín enorme, me encantaría tener perros, gatos, gallinas, loros, tortugas, etc.

¡Que sigas bien!

Carlos Alberto Arellano dijo...

Graciela:

Volví para contarte que me estuve riendo (a carcajadas) por varias horas. Te veía, una y otra vez, derramando sobre mi cabeza (con un balde de hierro) una pequeña catarata de agua fría.

¿Ya estás en VerveEarth?

http://www.verveearth.com/landing/

Yo tengo mi blog allí desde hace varios días.

¡Saludos!

Graciela L Arguello dijo...

Pepe Galleta Bienvenido al blog. Agradezco el artículo que supongo viene a cuento de un pequeño debate en el blog de Carlos Alberto, pero mucho me temo que los lectores de éste no deben entender qué relación tiene tu comentario con lo que venimos hablando.

Carlos Alberto Por supuesto que hay conocidos, porque nos hemos encontrado en tu blog, precisamente, como verás en el comentario anterior. El tema de la vida eterna fue muy interesante.

El Pulpo descubrió el plagio personalmente, según creo a través del stat counter, pero además le avisaron muchos de sus lectores asiduos. El de él no es un minúsculo blog como el mío. Él recibe cientos de visitas diarias desde todo el mundo, de modo que lectores que nunca comentaban, lo hicieron para avisarle. Según creo, el primero fue de España. Toda la historia la contó el Pulpo en un post especial, que yo he linkeado.

Para tu tranquilidad, ganó por goleada, porque le cerraron el blog al plagiador. Cuando nos cuidamos unos a otros, los resultados nos favorecen a todos.
Por otra parte, ¿No te habrás resfriado con mi baldazo, no?

Un beso. Graciela