Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 2 de agosto de 2008

DE LA CRÓNICA SOCIAL.



<

El pasado jueves 31 de julio, cumplió sus primeros doce años, un destacado miembro de la alta sociedad canina de nuestra ciudad, el reconocido caballero Federico Alfonso Argüello Monzini, Rolf para su círculo íntimo.

El agasajado recibió los plácemes de sus familiares y amigos, en su residencia personal (o perrunal, para el caso es lo mismo) donde tuvo lugar un entretenido ágape, amenizado por las vocalizaciones de su hermanita menor, Elvira Inés Argüello Monzini, de nombre artístico: Layka.

Asistieron amigos de todas las razas y algunos humanos infiltrados, entre ellos, la señora madre del protagonista, doña Graciela. La venerable anciana asistió emocionada a las muestras de aprecio y reconocimiento por parte de lo más granado de la comunidad mascotera, a los que se hizo acreedor su heredero Siberiano, en razón de su belleza, rectitud y bonhomía (perdón, bomperría debí decir)

Un momento particularmente emotivo fue la lectura de la carta enviada desde México por el amigo Eduardo Lamazón, quien engalanó la velada con párrafos encendidos, algunos de los cuales, merecer ser repetidos aquí, cosa que se hace a renglón seguido:

“Me preguntan si los perros pueden ser considerados inteligentes. Me sorprende la pregunta porque para mí la mayoría de los perros son más inteligentes que muchos seres humanos que conozco”.

”Mis perros Didi, Gorbi y Felipe unas veces entienden y otras no entienden. Si les digo que se suban a la cama, entienden. Si les digo que se bajen, no”.
……………………………..
”Como quien se pone un saco “se ponen” algunos la inteligencia que niegan a los animales…”.

”No ven en los animales inteligencia. ¡Qué van a ver! Se morirían de vergüenza si tuvieran que reconocer en los animales cualidades de fidelidad, solidaridad, bondad y amor que ellos no tienen”.
………….

Obviamente tan sesudas expresiones fueron entusiastamente festejadas por la gentil concurrencia, en un paroxismo de agitaciones de apéndices caudales, brincos, aullidos y ladridos. Una ovación, como quien dice, compartida algo más discretamente por los humanos presentes.

Volviendo a descripciones un tanto más pedestres, cabe mencionar que durante el sarao, se sirvieron bocadillos finos, y agua mineral sin gas, ya que como es sabido los perros son de una sobriedad ejemplar.

Hubo numerosos obsequios, mayoritariamente comestibles, y gran bullicio, aunque todo en el marco del máximo respeto, y con la ya clásica mesura de los participantes, salvo algunos escarceos algo sospechosos acontecidos en las proximidades del portón del fondo, entre una pareja de bellos ejemplares de Basset Hound. Al ser sorprendidos por los demás invitados, se abatataron hasta tal punto, que sus traviesas intenciones no llegaron a concretarse.

Luego de apagadas las velitas de la torta, y cantado el guaupy birthday, dio comienzo la elección de Mr Galantería y Miss Dulzura, premios a los que se hicieron respectivamente acreedores, El Flaquito (raza chilosá) y La Negra (ovejera belga)

Ambos galardonados aparecen en las fotos y están a la espera de adopción en estos links, donde también pueden conocer sus respectivas historias.



Si algún lector los adopta, puede pasar luego por el blog a dejar una foto suya con el nuevo integrante de la familia, y se le realizará un post conmemorativo en agradecimiento



Volviendo a la programación del evento, cabe mencionar que en el marco de los emotivos homenajes, fueron también aclamados:

Mr Costa Rica, resultando favorecido Oberón, en medio de los enfervorizados ladridos de la presidenta de su club de fans, obviamente Layka;
Mr Rompezoquetes, galardón correspondiente a Ruca;
Mr Aplicado, quien resultó ser Trejo, que va solito a la guardería;
y Mr Afortunado, siendo elegido Lampazo, que fue adoptado cuando parecía una mopa, y hoy, después de su paso por la peluquería es un auténtico bibelot.

Luego de los festejos, cada uno de los participantes fue obsequiado con souvenirs masticables, y se retiró a su propio hogar.

Como regalo adicional, transcribo a continuación, parte de una de las fabulosas definiciones que Ambrose Bierce acuñó en su genial Diccionario del Diablo.

Perro: especie de divinidad adicional o suplementaria, destinada a recibir el sobrante del ardor devoto del mundo. Este Ser Divino, en algunas de sus representaciones más pequeñas y sedosas, ocupa en el corazón de la Mujer el lugar al que ningún hombre aspira.

Y ahora sí, mientras llega el próximo sábado, vayan a cuanta farra puedan porque uno nunca sabe cuándo se le acaba la joda y le toca darse de lleno contra la cruda realidad.

Besos y hasta el próximo post.

7 comentarios:

Terox dijo...

Qué belleza de post...

Oberón se siente muy contento con el premio obtenido, y promete enviar, para el solaz de Layka y vía correo electrónico, algunas fotos suyas para ser recordado con cariño.

Te cuento que esta semana me llevé un colerón, precisamente por la incomprensión que sufren los Rottweiler... Imaginate que en un blog, alguien posteó, que "en algún lado" había leído que los Rotties son agresivos porque la raza fue "manipulada genéticamente" y el cráneo resultó demasiado chico para su cerebro, lo que les produce un continuo dolor de cabeza y mal genio.

¿Has oído algo más abusrdo? Yo pacientemente le hago la aclaración (la agresividad viene de las pobres condiciones en que son mantenidos, etc), y pido que me indique donde obtuvoe tal "información", y, por supuesto, la respuesta fue "confusa"... "no recuerdo, en un libro de perros"... ¿qué medio conocedor podría poner algo así por escrito? Lo peor de todo... a pesar de mis comentarios, un comentarista posterior dice: "interesante teoría sobre los rottweiler" y otra "yo le tengo panico a esos perros". En fin, de nada bastaron mis aclaraciones sobre la necesidad de espacio y cariño de TODOS los perros, especialmente los más grandes....

En fin, qué bueno que nos trajiste este post tan festivo, para cerrar la semana...

Un abrazo.

Graciela L Arguello dijo...

Hola Terox . tu comentario no hace sino reforzar lo que aportó Eduardo Lamazón al post. Queda demostrado que muchos humanos deberían envidiar la inteligencia

perruna, porque la suya propia deja bastante que desear.
Yo no he tenido nunca un rottweiler, pero sí pasaron por mi familia otras de las llamadas "razas peligrosas" como doberman y dogo argentino.

Y te aseguro que tanto Inca como Iván, que así se llamaban, eran la dulzura personificada. Ambos compartieron la infancia de cuatro sobrinos que eran capaces de hacerle perder la paciencia a Job, pero nunca a esos animales, que les toleraban cuanta ocurrencia les pasara por la cabeza.

Llegabas a ver pasar a Iván al trotecito con cuatro indiecitos montados sobre su lomo, y aferrados de sus orejas, soportaba algún dedo en el ojo y gritos por doquier. Él sólo devolvía amor, pero era también un guardián insobornable. Nadie podía ni pensar en lastimar a esos niños si quería conservar la vida.

De hecho, al morir mi hermano, muy joven, Iván le siguió al poco tiempo, para poder seguir cuidándolo donde estuviera.

Y respecto a la teoría que me comentás, no resiste el menor análisis. ¿cráneo pequeño, la imponente y soberbia cabeza de un rott? ¡vamos, no jodan! ¿o es que nunca vieron uno?

Hay gente que haria bien en pensar dos veces antes de desparramar estupideces.

Un gran beso de desagravio para Oberón, que espero se haya sentido confortado con su premio internacional. Y me voy corriendo a ver si llegaron sus fotos. Otro beso para vos. Graciela

luis dijo...

desde Perú, pelusa y dulcinea mandan besitos y lamidas y felicidades al feliz cumpleañero, dulcinea,algo avergonzada, pregunta el telefono del agasajado

Graciela L Arguello dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Graciela L Arguello dijo...

Hola, Luis Tuve que anular el comentario anterior y reescribirlo,porque te desconocí por un momento, y te saludé como un nuevo lector, cuando ya nos leemos mutuamente hace rato y hasta te tengo linkeado. ¡Qué boba!
Debo haber estado en la luna.

Por otra parte, Federico Alfonso, (alias Rolf)agradece los saludos y quiere saber si la que aparece en la foto es Dulcinea. Y yo debo agregar que lo pregunta con gran entusiasmo. Me parece que podemos estar ante un nuevo amor platónico, a primera vista y a distancia, como es el que existe entre Oberón y Layka.
Este blog se está transformando en un sitio de encuentros perrunos.
Romántico, ¿verdad?
Un beso de Rolf, de Layka y mío para ustedes tres.

Terox , Layka agradece las fotos de Oberón. Han sido debidamente impresas, y una de ellas adorna la pared de su cucha, junto a los posters de Rin Tin Tín, Lassie, Benjie y Jazmín. Y sí, es algo cholula...Graciela

5 de agosto de 2008 0:01

Buda de nieve dijo...

Luli y Daisy (las inquilinas en la casa materna) hubieran disfrutado muchísimo de la festichola ( al menos asi me lo hicieron saber el domingo despues de compartir los ravioles con mi progenitora).
Eso si, teniendo en cuenta el espiritu jodon y salvaje de estas hermanitas, no estoy tan seguro que fueran tenidas en cuenta para la próxima fiesta.

Graciela L Arguello dijo...

Hola Buda Estás muy equivocado, los aportes salvajes y jodones son muy apreciados en todas las festicholas. Serán tenidas en cuenta para el próximo festejo. Un beso Graciela


P.S. Rolf pregunta las edades y si tenés fotos de Luli y Daisy. Te advierto que la pregunta viene acompañada de una cierta expresión libidinosa, vos sabrás si corresponde contestar o cuidar a las damiselas