Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 4 de abril de 2009

FELICES COMPLICACIONES EN LA ASUNCIÓN DEL ADT.




Luego de un prolijo y laborioso escrutinio, se consagraron ADTs, (Ador/pt/able Del Trimestre) Federico y Panchita, ambos con la pavorosa cifra de tres votos cada uno.

Todas las restantes candidatas acuñaron 2 por pera, o mejor, por hocico.

Pero ocurrió que ya antes de su asunción, Federico fue adoptado, y por el momento está todavía a prueba en su nuevo hogar, aunque creemos que pasará el periodo de adaptación sin problemas, porque es un animalito cariñoso y agradecido.

Como consecuencia, asume en su lugar Panchita y mientras tanto, la votación permanece eternamente abierta para los candidatos nominados y también para nuevos a elección.

En este solemne acto, ella se constituye como ADT hasta el 30 de junio, o el sábado que le caiga más cerca.

A continuación Panchita se presenta con su alocución de apertura. Cabe aclarar que debido a la velocidad del giro de los acontecimientos, este discurso había sido preparado por Federico, quien generosamente lo cedió a Panchita, pese a adecuarse más a la personalidad de aquél que a la de ésta.

DIJO PANCHITA:

“-Estimados electores, no he de defraudarlos. Aquí estaré en representación de tantos ador/pt/ables que esperan por su oportunidad. Nadie podrá acusarme al término de mi mandato, de corrupta ni de traidora, ni de haberme enriquecido ilícitamente. No me acusarán de persecución ideológica ni de censurar a los medios. No seré, en definitiva, un político del montón, seré un caso totalmente fuera de lo habitual. Si así no lo hiciere, que todos los refugios me corten el suministro de balanceado y me obliguen escarbar en la basura para ganarme el sustento.”-

Una vez que ustedes hayan digerido la magnitud de las verdades que se desprenden de este breve pero sustancioso discurso, sugiero modestamente que la última oración se agregue al juramento de práctica de los mandatarios argentinos cuando asuman el poder.

Por otra parte, quiero hacer una sucinta historia de Federico, quien es un cocker absolutamente puro, deliciosamente bello, ronda los dos o tres años de edad y está hecho una pintura porque era “el niño de los ojos” de su mamá humana.

Lamentablemente, la señora, que vivía con Federico por toda compañía, falleció repentinamente, y dejó tras sí a algunos deudos que, tal vez por la cruda vivencia de su duelo, no pudieron, no quisieron, o no supieron hacerse cargo del sobreviviente.

Porque hablamos de una vida ¿verdad?

Federico se encontró solo, encerrado en un departamento, ahora vacío, tratando de asimilar al mismo tiempo, la pérdida, el dolor, la ausencia, la soledad, el abandono, los miedos, el hambre y la sed.

Porque sus parientes ¿humanos?, le llevaban algo de comida y agua cada tanto (3 o 4 días) sin ocuparse de nada más.

Pasaron alrededor de tres meses de está horrible situación hasta que finalmente decidieron entregarlo a Cristina, la rescatista que fue hasta hoy su tutora.

De resultas de este calvario, Federico se mostró agresivo, huraño y sobre todo muy posesivo con la comida y el agua, por algunos días. Pero con esa capacidad increíble que sólo los perros tienen para el más absoluto perdón, hoy está recuperando sus buenos modales y volviendo a ser un típico cocker: activo, alegre, juguetón y entretenido.

Toda esta historia la subo cuando ya parece estar terminada con otro final feliz, porque resulta oportuno recordarle a la gente que vive sola y tiene mascotas, que sería bueno que aunque goce de la mejor salud y piense vivir cien años más, tome con tiempo las medidas necesarias para asegurar el futuro de sus hijos del alma, si tuviera la desgracia de ser llamada desde el “otro barrio” de manera imprevista.
Yo llevo desde hace algunos años mi agenda a todas partes y en ella se lee a quién avisar en caso de accidente, y en grandes letras de molde POR FAVOR CUIDEN Y ALIMENTEN A MIS PERROS.

Bueno, chicos la historia de Panchita ya está en la red, de modo que huelga contarla una vez más. Sólo les recuerdo que quien desee adoptarla tendrá que tener una disposición especial porque ella padece epilepsia y debe recibir medicación permanentemente.

La última recomendación es que sigan votando porque si las cosas se desarrollan siempre con este mismo ritmo, es probable que los ADT electos se vayan a sus nuevos hogares mucho antes de lo previsto y necesitemos reemplazarlos con urgencia. Ojalá así sea.

Agrego un par de cosas importantes en este post:
1. Mi agradecimiento al Doctor, que fue un eslabón imprescindible en la cadena de acontecimientos que no sólo significaron la adopción de Federico, sino también el rescate y adopción de la Pichilina (que se ve en la tercera foto) una cachorrita que tenía fecha de vencimiento, porque de no conseguir hogar iba a ser "puesta a dormir" el próximo lunes. Afortunadamente llegamos a tiempo.
2. Panchita recibió un nuevo voto cuando ya era ADT, de modo que le queda en reserva para el supuesto e indeseable caso de que no sea adoptada en el término de su mandato, y deba postularse para una reelección. El tablero de posiciones, con Federico adoptado y la Panchita en funciones, implica un primer puesto con dos votos, compartido por Cleopatra, Afrodita, Pelusa y Pompis, y un segundo lugar (por las dudas) para Panchita con un voto.
3. Ahora el desafío para mí es encontrar el modo de introducir la ADT en los posts, se traten de lo que se trate. Y para ustedes, difundirla por los blogs, peleando para conseguirle un hogar.

4. Una aclaración para los visitantes de Buenos Aires: el link a la Protectora Sarmiento es de allí precisamente, para que no tengan excusas diciendo “¿cómo adopto un perro cordobés desde tan lejos?”. Pueden votar por alguno de ellos porque hay muchos lectores porteños en este blog.


Y ahora sí, hasta el próximo sábado cuando se viene un post totalmente distinto, onda Confesiones para el prontuario o Cuentos cortos, ya veré.

Un beso y VAYAN A VOTAR ¡ES UNA ORDEN!

Graciela

4 comentarios:

tapi dijo...

Leyendo el discurso de Panchita, por casualidad no habrá sido la mascota de algún político no?
Saludos para vos y suerte para ella.

Graciela L Arguello dijo...

Tapi Si te fijás bien, el discurso fue preparado por Federico, y cedido a Panchita en el último momento, y la verdad, le prgaste en el palo: él era la mascota de una abogada.Por eso mismo aclaré que respondía más a la personalidad de él que a la de Panchita. La de ella es más mística. Un beso Graciela

Susana Vera-Cruz dijo...

Graciela querida, como me gusta leer la forma que tienes de escribir, tan amena y tan cercana a cerca de nuestros àngeles de 4 patas.
Me alegro mucho por Federico y tambièn espero, que se adapte a su nuevo hogar.
Que tristeza me diò al leer en las condiciones que lo tenìan, còmo puede haber gente tan desalmada???!!!!

Me alegro tambièn mucho por Panchita y su discurso, jajaja, està genial.
Y tambièn espero que un alma generosa no piense en el bien de ella misma al tener una mascota , su conveniencia, sino que mire el bien del animalito, tenga la enfermedad que tenga o la discapacidad que tenga.
Eso es amor verdadero a los animales.

Un besito Graciela y que tengas una linda Semana Santa y de Resurrecciòn.
Gracias por tu corazòn tan grande.

Susana-Agualuna

Graciela L Arguello dijo...

Hola, Agualuna , Gracias por tus palabras y Felices Pascuas, antes que nada.
Ahora paso a contarte la extraña situación de Federico. Parece que este muchachito ha decidido hacer las cosas a su manera, y aparentemente va a salirse con la suya.
Ha sido entregado dos veces a sendas familias, pero se comporta como un verdadero rufián hasta que Cristina (la rescatista de la que se ha enamorado) lo vuelve a traer a su casa, y entonces pasa a ser un ángel de bondad y de dulzura.
Yo doy fe, porque siempre lo he visto estando Cristina presente, y no puedo expresar en palabras la ternura de ese cocker. Pero, aparentemente no está dispuesto a soportar otra separación, y ha decidido quedarse con Cristina, para lo cual hace todo mal, cuando ella lo entrega a otra persona.
Pese a que por su tarea de rescatadora, ella siempre tiene varios perros, y en teoría sólo de manera temporal, parece que esta vez ese amor incondicional de Federico le va a ganar un lugar definitivo con ella. Ya lo veremos. Un beso Graciela