Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 11 de abril de 2009

HORMIGUEOS





Como advertí oportunamente, estoy reproduciendo sin retoques lo que publiqué hace casi 40 años, así que si se ve tonto, es porque era nomás tonto.

Pero tiene el valor arqueológico de una pintura rupestre, o de los jeroglíficos egipcios, más o menos, así que sepan valorar el hecho de que lo comparta con ustedes.

Como expliqué también en su momento, se me hacía muy difícil el dibujo- falta de talento que, por un lado se nota sin requerir aclaraciones, y por el otro, persiste en mí con una perseverancia digna de mejor causa- lo cual motivó que abandonara el intento de publicar la tira.

Sólo queda una más publicada, pero sí hay montones de borradores, que ahora podré escanear y subir al blog, sin vergüenza alguna, porque éste es mi reino, y hago en él lo que mejor me cuadre.

Lo bueno es que los que permanecieron inéditos son los menos tontos, porque por esa misma razón, en su momento se consideraron política y religiosamente incorrectos, y no vieron la luz. (Menos mal, porque si no, ahora sería yo la que no vería la luz, muy probablemente, dado el giro que tomaron los acontecimientos al poco tiempo)

Fiel a la costumbre, va el escaneo de la tapa de la revista en donde se podía leer esta entrega, y la entrega misma, sin mejora alguna, cosa que por supuesto, se nota.



Por todo comentario a este post dijo Panchita, bastante enojada, (miren si no, qué mirada asesina ostenta en la foto):



-“Mucho ’yo amo a los perros, los perros esto, los perros lo otro’, pero cuando escribió una historieta, ¿quién la protagonizó? ¡¿eh!? ¡¡¡Una hormiga!!! ¿Y los perros, para cuándo?”-


Bueno, algo de razón tiene, pero siempre pueden ir a votar por los candidatos a ADT, o candidatear a alguno nuevo, para que a Panchita se le pase la bronca ¿no? Y aclaro, de paso, que Federico después de algunas andanzas y mudanzas, parece estar ya muy bien instalado en su nuevo hogar, que ni es el de Cristina (como podría desprenderse de mi respuesta a un comentario en el post anterior), ni es el del intento original de adopción) .

Un beso, y hasta el próximo sábado, cuando vendré (creo) con un cuento corto, o sea, les vendré con el cuento. Graciela

7 comentarios:

Susana Vera-Cruz dijo...

Amiga, que complicadito se ha puesto Federico, seguramente como dices, el pobre ya no desea otro traumante cambio, ya ves còmo los animales sienten?
Seguramente con Cristina estarà mejor, porque ya se acostumbrò a ella, y si es asì ya no habrà caso de cambio, ellos siempre saben donde se sienten bien.
Es algo asì como quìmica entre animal y humano.
Ojalà Cristina lo pueda tener.

Ahora lo que cuentas, de esta revista , mira pues que entretenida esta faceta tuya, el tiempo no importa , ni còmo se vea hoy, pues los tiempos cambian. Lo importante es que te hayas sentido a gusto, que lo hiciste con mucho agrado y hoy quieras compartirlo con tus amigos, verdad?
Què mejor Graciela?

Un besito enorme amiga querida y Felices Pascuas.

Susana-Agualuna

Graciela L Arguello dijo...

Hola Agualuna En realidad, ya Federico se ha instalado con un nuevo adoptante, y parece que esta vez le está gustando, porque se porta bastante mejor. Hay que darle tiempo, pero parece que está dejando atrás la mala experiencia, lentamente.
Y coincido absolutamente con vos en que los animales sienten, y seguramente lo expresan con más espontaneidad que cualquiera de nosotros. Un beso Graciela

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Creo que lo más cruel para un bello y fiel perro es trasladarlo de hogar, ya que él se siente parte de su primera y única familia. Se olvidaran del que los tuvo primero, debe ser doloroso a nivel de su mente esos cambios tan bruscos.

Claro si han sido lastimados o agredidos un cambio positivo puede llegar a cambiarlos.

Que hormiguita más suicida jaja, ni modo y el dibujito esta gracioso. La primera portada evoca como los años 60 o 70, buenos años por cierto.
Abrazos luchadora por los nobles perros.
Saludos

Graciela L Arguello dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Graciela L Arguello dijo...

Hola Roy Es efectivamente como vos lo decís, los perros son extremadamente sensibles, como los niños. Pero también como ellos tienen afortunadamente una gran facilidad para curar sus heridas. Federico está adaptándose a la nueva situación, y al parecer ha encontrado definitivamente una nueva familia.

Por suerte últimamente ha habido bastantes adopciones, no todas las cuales son de perritos que han pasado con sus historias por este blog, pero quiero creer que la mínima tarea de difusión de los grupos mascoteros también aporta algunos frutos.

Y me siento tan orgullosa de algunos de los logros, que hasta he cambiado la foto que encabezaba el blog, por una de Barti, porque he amado tanto a ese animalito, que quiero conservarlo siempre como símbolo de fe y esperanza.

Y la hormiga Silvina, en este cuadrito quería de algún modo llamar la atención sobre las dimensiones relativas de las cosas. Una aspiradora, tan inocente para un humano, es para otros seres tan destructiva como un tanque.

Sería bueno que a veces viéramos el mundo con los ojos de otros integrantes de él.Que no fuéramos tan antropocéntricos, pero no es fácil....

Un beso, Graciela

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Tienes razón Barti para mi es todo un icono, debes mantenerla ahí, para recordarlo siempre.
Saludos

Graciela L Arguello dijo...

Así lo haré, Roy para recordar siempre que la lucha por una causa noble puede alcanzar una recompensa maravillosa, como es el presente de este cieguito que querían matar y hoy es tan feliz.

Un beso, graciela