Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 9 de enero de 2010

DE NUEVO SUPERBREVE


Como ya vengo haciendo en esta etiqueta desde hace bastante, propongo un cuento para que cada cual se invente la historia que le guste.

El único requisito que me planteo es que para seguir a Hemingway, (y según lo explica Camilo) todo el texto debe comprender exactamente seis palabras.

DISCULPA.

Todo sigue igual. Lo lamento.


Y como siempre, sigo pidiendo hogar para Panchita a quien ven en la foto, con su mejor sonrisa.



Un beso Graciela.

2 comentarios:

ALAMEDA dijo...

malditos tiempos modernos. Malditas prisas. Lo bueno cada vez se acaba antes. Si es que me da lo justo para disfrutar. Si es que suspiro y ya está.
Un abrazo de carámbano a 12 bajo cero.

Graciela L Arguello dijo...

Hola, Alameda Lo que tiene de bueno lo breve, es que te deja ganas de más, para la próxima.
Aunque ahora debo confesar que lo que a mí me está pasando es que el verano, el sol, las vacaciones, todo me tiene algo más lejos de la PC, menos mal que la notebook me acompaña, si no... Un beso, Graciela