Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 2 de enero de 2010

OTRO AVANCE DEL LIBRO DE MIKARTITA SABEUNTOKO.


Capítulo 2.

Este capítulo dice cómo se lee un horóscopo, porque no es cuestión de andar entendiendo cualquier cosa, y metiendo la pata, para terminar echándole la culpa a los que lo escriben después.

Si yo digo, por ejemplo, que el signo de Origami va a tener un accidente y usted, pongalé que lo lee y va y se encierra en su casa, y no le pasa nada, después sale a decir "este horoscopero no sabe un pomo".

No señor, no pasó nada, porque a usted lo iba a pisar un auto, pero adentro de su casa no anda ninguno dando vueltas, ¿ve? Usted se salvó porque le hizo caso al horóscopo, precisamente.

Pero si en vez de eso, sale y tiene un problema, es por culpa suya, no es por culpa del horóscopo, sino por no hacerle caso ¿entendió?

O por ahí, yo le escribo que hoy tiene suerte en el juego, y usted va y mete sus últimos ahorros y pierde todo en la ruleta, ¿qué me va a venir a reclamar?

¿Acaso se fijó si no salió el 16 a los veinte en la quiniela de Kuala Lumpur? ¡Ah, no se fijó!

Claro, si yo tengo la culpa ahora de que vaya y juegue donde no debe.

¿Dónde leyó Casino, eh? ¿Vio, vio cómo no es culpa mía?

Y si en vez de adivinar el futuro, yo le explico cómo es el signo es más o menos igual.

Por ejemplo, si le digo que Origami se repliega sobre sí mismo, es el emperador de los retorcidos, y tiene más vueltas que la oreja, y se me aparece usted diciendo que no, que es sencillito y de alpargatas como el rancho ése del cantito, tampoco puede hacer tanto reclamo.

Porque capaz que es justo la oveja negra de la familia, y el problema es suyo, no mío.

O si yo le escribo que Fujiyama es calentón y su hermana que nació con ese signo, es más fría y calculadora que la Condolesa no se cuánto, pero resulta que se cayó de la cuna de chiquita y se le mezclaron las neuronas en la cabeza, y por eso le cambió la personalidad, ¿me va a salir ahora con que no es cierto lo de los Fujiyama?

¿Ve, ve que no hay que hablar al pepe?

Cuando yo digo una cosa es porque estoy bien segura de verdad, así que ahora que le expliqué cómo entender las predicciones y eso, no me eche la culpa a mí si las cosas no le salen ni parecidas

Fin del capítulo 2. (¿Se pone esto al final?)

Después de lo que más arriba ha presentado Mikartita Sabeuntoko, con perdón de la gramática, la ortografía, el estilo, etc., sólo paso para saludarlos hasta el próximo sábado cuando vuelva a hacerme cargo del blog.

Hasta entonces, lean el horóscopo, pero háganle caso sólo si dice que tienen que disfrutar el día como si fuera el último y adoptar a Panchita, que vuelve a ser nuestra ADT, reemplazando a Afrodita, que no logró adopción todavía.


Un beso Graciela.

P.S: Un saludo especial de Panchita para Pulpo y Dayana.

10 comentarios:

AVELLANEDA dijo...

Pues no sé qué decirte Graciela. Me has dejado sin palabras porque yo no sé nada de mi signo que creo que se representa con dos pies cambiados y que también... (bueno, de esto que iba a decir ya no me acuerdo en absoluto).
Podrás hacerme una carta astral? o al menos asteroidal? Tal vez así encuentre el camino de regreso a casa y me descansen los metacarpianos de ambos pies.

Graciela L Arguello dijo...

Jajaja! Avellaneda Habrá que pedirle tu carta asteroidal a Mikartita, yo ni creo en las burradas que escribe.... Un beso Graciela

Carlos Alberto Arellano dijo...

¡Jajaja! Muy bueno. Muy bueno. Esta Mikartita sí que sabe un toco. O, como diría doña Matunga, la «sabe lunga».

¡FELIZ 2010!

Graciela L Arguello dijo...

Hola, Carlos Alberto ¡Te estaba extrañando! Esta doña Matunga da para un personaje también, un beso Graciela

Patricia dijo...

¿Ya vio, señora Graciela, que a Martin Redrado lo removieron por decreto?

¿Qué le parece? ¡Se van a robar todo, hasta el último centavo!

¡Volverá la alto inflación, más desocupación, más miseria, más corrupción!

¡Qué desastre este país!

Mis respetos, señora Graciela.

(No se preocupe, no espero que publique esta entrada. Hay que tener cuidado. ¡No le vayan a cerrar el blog por decreto!)

Graciela L Arguello dijo...

Hola, Patricia Bienvenida al blog, aunque me parece que tus pronósticos son más sombríos que los de Mikartita Sabeuntoko, y por esa razón espero que no se cumpla ninguno de ellos. Un beso Graciela

Patricia dijo...

¡Ojalá fueran mis pronósticos, señora Graciela! ¿Sabe qué? El gasto público (el cáncer de los pueblos) ha aumentado de manera grotesca en Argentina. ¿Entiende? Para eso lo sacaron a Redrado por la fuerza. Para seguir gastando y «gastando». ¿Y qué pasa cuando un país se gasta hasta el último centavo? Basta echarle un vistazo a la historia para encontrar la respuesta.

Mis respetos, señora Graciela.

Graciela L Arguello dijo...

Así es, Patricia , tenemos toda una historia de desaciertos, y parece que no aprendemos nunca!!!!
Cuando un opositor pide juicio político o hace pronósticos desfavorables al gobierno, lo descalifican y lo acusan de desestabilizador, cuando en realidad nadie puede desestabilizar más a un gobierno que su propia corrupción.
Un beso Graciela

Terox dijo...

A mi el horóscopo me dijo que no frecuentara blogs por un tiempo y es por eso que llegué tarde... aún así me dijeron trol y todo...

Saludos!!!

Graciela L Arguello dijo...

Jajaja! ¿Por qué lo de troll? Algo habrás hecho... Un beso Graciela