Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 17 de abril de 2010

Del Pulpo, ¿de quién si no?


Ya saben ustedes que el Pulpo es, fue y seguirá siendo todo un personaje. Y lo demostró desde muy niño.

Tanto, que cuando tenía alrededor de 5 años, uno de mis colegas, hoy desaparecido, lo había bautizado " l'enfant terrible", por los muy divertidos diálogos que entablaban por teléfono cuando era el Pulpo quien atendía las llamadas.

Un día se lo conté al propio interesado:

- ¿Sabés cómo te llama el Dr D'aloia?

- No, ¿cómo?

- L'enfant terrible, que quiere decir niño terrible, en francés-

El Pulpo quedó encantado, y cuando llegó su padre, corrió a contarle la novedad, de la siguiente manera:

- ¡Papá, papá, D'aloia me dice niño terrible pero en francés!

- ¿Y eso cómo se dice?

- ¡Elefante triple!!!!

De más está decir que todavía le sacamos a relucir el sobrenombre de elefante triple cada tanto...



Bueno, niños, vayan a jugar con sus respectivos elefantes triples, y nos vemos el próximo sábado, pero no se olviden de Firuláis que es nuestro nuevo adoptable. Un beso Graciela

2 comentarios:

Terox dijo...

¿Y eso? Yo estaba seguro que el Pulpo no podía ser más que un adolescente imberbe... pero lo veo demasiado crecidito... ¡ese es un calamar gigante!

Graciela L Arguello dijo...

Hola, Terox me vas a obligar a recurrir a aquéllo de "es que lo tuve siendo muuuuuy jovencita, prácticamente nos criamos juntos..."
Aunque la realidad pase más por el lado de los genes, todavía es tan juguetón (por no decir inmaduro) como su madre
Un beso Graciela