Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 18 de septiembre de 2010

Ahora por Chubut


Cuando no se acallan todavía los ecos de la gran movida mundial en defensa de los perros de Neuquén, de resultas de la cual la matanza programada se detuvo, al menos temporariamente, y se consiguió también ayuda desde el gobierno nacional, saltan a la luz los crueles manejos de las autoridades en Chubut.


Los proteccionistas de la zona están denunciando prácticas inaceptables, de una brutalidad inenarrable, para eliminar a los canes sin dueño, que han dado en considerar "plaga".


Por supuesto, se han generado muchas actividades, y entre ellas cadenas de mails, exigiendo actitudes responsables de parte de los miembros del gobierno que son partícipes necesarios, por acción u omisión de esas matanzas que no dejan espacio para calificativo alguno.

Yo personalmente envié mails a la prensa y a los gobernantes con un texto que subo a continuación, con dos objetivos: el primero, ponerlo a disposición de quienes quieran usarlo para escribir sus propias cartas a las autoridades de Chubut.


Las direcciones de contacto pueden buscarlas en las páginas gubernamentales oficiales.

Todos podemos bucear buscando cómo hacer llegar esos mensajes, tal vez hasta por facebook.


La segunda intención de subir esta carta es convertirla en una especie de CARTA ABIERTA A LAS AUTORIDADES DE CHUBUT, por si llega a entrar algún funcionario a este modesto rincón, o por si alguien puede hacerla llegar a alguna autoridad.

Como sea, es en la espera de que transitando los intrincados caminos de la red, llegue a quien pueda tener influencia más directa sobre el destino de esos indefensos animales, que pongo en este post el texto del que hablo.

Señores funcionarios:

Soy geóloga en ejercicio de la profesión, y sé por experiencia que los fenómenos naturales con resultados catastróficos ocurren casi siempre de manera imprevisible, pero aun cuando puedan preverse, su magnitud es tal que son en cambio inevitables.

Un sismo, un evento volcánico, un surge glaciario, un alud, una inundación, una corriente de barro, etc., etc., etc., ocurren en segundos y de todos ellos podemos ser víctimas de manera inesperada.


En casi todas esas situaciones, y también en derrumbes por actos terroristas en plenos aglomerados urbanos, son los perros los primeros en acudir al rescate, buscando sobrevivientes entre los escombros. Miles de personas en el mundo les deben ya la vida.

Ahora va mi pregunta, Señores políticos de Chubut, ¿cómo se sentirían ustedes si un ser querido, o ustedes mismos debieran la vida mañana a uno de esos nobles animales?

¿Qué sentirían respecto a todos estos años de ser responsables de sus muertes y torturas, ya sea por omisión o por comisión?

Sólo piénsenlo por un momento. Visualícense ustedes mismos o a un ser que aman, enterrado en una avalancha, que ve por primera vez una esperanza cuando el húmedo hocico de un perro, roza ese único dedo que sobresale entre la nieve...

Y luego legislen, controlen y actúen en consecuencia. Sean tan solidarios como ellos.

Su insensibilidad hoy puede ser su lápida mañana, porque nunca sabemos si ese perro que dejaron morir en un canil no era justamente el que estaba destinado a rescatarlos...


Y piensen también si no es un crimen que Tammy siga esperando cada vez con menos ilusión, porque ya deberá marcharse sin haber alcanzado el sueño de esa familia tan necesaria para ser feliz.




La imagen que ilustra el post es del blog it fuego

Como agregado de último momento debo decirles que la nota que envié a las autoridades de Chubut mereció al menos una respuesta, la del legislador J Pitiot, que tiene a su cargo la presentación de un proyecto de ley sobre los animales urbanos.

No sé ni me interesa saber a qué partido político pertenece el legislador, ya que se trata de una provincia distante cientos de kilómetros de mi Córdoba, pero es novedoso que al menos se digne contestar, y que tenga además el gesto de enviarme el proyecto para permitirme opinar sobre él y colaborar en una crítica constructiva.

En eso estoy, tratando de ayudar desde mi modesto lugar, aunque también le hice saber que hasta tanto se apruebe cualquier ley, los animales tienen derechos que deben ser protegidos, y le solicité que se ocupe de impedir los actos de crueldad que se han venido denunciando. Ojalá así sea.
Un abrazo y buen fin de semana, Graciela

7 comentarios:

Terox dijo...

Y los perros no sólo salvan vidas de esa forma... yo me atrevería a decir que muchísima gente mayor ve en sus mascotas más que compañía... prácticamente una razón para vivir...

Gurisa dijo...

De tanto gritar, alguien nos termina escuchando... :)

Graciela L Arguello dijo...

En efecto, Terox , son muchas las personas que se levantan cada día, sólo porque sus mascotas se los demandan, y a eso deben su vida.

Bueno, Gurisa , si de gritar por los animales se trata, pocos gritarán más fuerte. En este momento estoy tratando de mejorar un proyecto que desde el vamos es increíblemente antropocéntrico.
Del modo que sea, si ese proyecto es el que se va a presentar, por lo menos que incluya algunas cosas importantes, y desaparezcan párrafos inaceptables. El legislador me arrojó el guante pensando que no me iba a tomar el trabajo, pero no me conoce sin dudas.
Anoche estuve hasta las 2 o 3, corrigiendo, tachando, cuestionando.
No está ni cerca de lo que se podría desear, pero si por lo menos algunas sugerencias pasan el filtro de las comisiones asesoras, podrían limarse sus peores aristas.
Sé que muchos proteccionistas no aceptarán esta postura conciliadora, pero creo que patalear sin intentar ofrecer alternativas no es más que un ejercicio desgastante.
Y toda caminata empieza con un par de pasos. Y así entiendo este aporte, como los primeros pasos de un largo trayecto.
Un beso a ambos

rumbofijo dijo...

Adelante con el proyecto.Alguien se interesó,no todo está perdido en el mundo de la política,algunos empezaron a interesarse por el pueblo.Son pocos todavía,pero mañana serán más.Suerte de todo corazón y feliz día de la primavera.

Graciela L Arguello dijo...

Así es, rumbofijo yo fui la primera sorprendida con la respuesta, que en un primer momento fue casi como una mojada de oreja, del tipo, "opinar es fácil, trabajar no". Pero le devolví la sorpresa, poniéndome a trabajar sobre el proyecto. Ahora el tono de los intercambios es bien distinto, espero que sirva de algo todo el esfuerzo. Un beso Graciela

Gurisa dijo...

Tía, cuando sea grande quiero ser como vos :D

Graciela L Arguello dijo...

Guri, vos ya sos grande, grande de verdad, de pensamiento, corazón y acción. Me consta Un beso Graciela