Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 9 de octubre de 2010

Más perlas en mi collar


Ciertamente si las burradas que escucho en los medios masivos de comunicación fueran verdaderas perlas, yo ya sería millonaria.

Les presento la última, expresada por un periodista de la radio, al referirse a un accidente automovilístico:


-... el accidente tuvo como resultado una persona gravemente internada...(sic)


Terrible consecuencia,¿verdad?

Ahora bien, ¿alguien puede explicarme cómo podría esa persona ser "levemente internada"?

Porque es mucha mala suerte que además de estar malherida, hasta la internación sea grave. ¿O sería peor una internación aguda?

¿Y cómo es una internación leve? ¿Te dejan sacar los pies por la ventana? ¿Te internan un ratito y listo? ¿Te internan al aire libre? ¿Te internan pero en vez de una cama te ofrecen una silla?

¿Te internan, pero no tanto?

¿No te internan, pero casi?

¿Te aceptan como medio pupilo?

¿Te mandan a la noche a dormir a tu casa?

¿Te dan recreos para ir al shopping?

¿Te internan en un pasillo?

¿Te internan dos horas, te dan el alta por otras dos y así sucesivamente?

¿O será simplemente que el periodista quiso decir que el herido fue internado en grave estado?

Ya no sé qué pensar, de modo que antes que volverme loca, prefiero ir a jugar con Tammy, que sigue esperando que alguien se enamore de su dulzura y la adopte por fín. Ojalá así sea.

Buen fin de semana, Graciela
P.S.: La imagen que ilustra el post es recortada de Taringa.net

6 comentarios:

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Tammy que pasa contigo, con esa cara como es posible que no logres enamorar a algún amo.

Esto me recordó la película levemente embarazada jajaja, que relajo en Costa Rica se oye cada barrabasada que se le paran los pelos a uno.

Saludos

Graciela L Arguello dijo...

Hola Roy el problema de Tammy es que de chiquita tuvo un accidente y quedó con un andar diferente de su patita quebrada. Eso no la invalida en lo más mínimo, pero lamentablemente la coloca entre los animalitos de difícil adopción, como Panchita, que pese a ser bellísima y dulcísima, sigue esperando por ser epilética. Así somos los humanos...
Pero nunca pierdo las esperanzas , alguna vez se le va a dar.

Respecto a las barrabasadas que se escuchan, a mí solían ponerme los pelos de punta, ahora me río de ellas, y las convierto en posts...con lo cual tengo blog para mil años

Un beso Graciela

Gustavo Tisera dijo...

Quizás viste en los medios a Alicio, el perrito de Monte Cristo (mi pueblo) que acompañó a su amo hasta el centro de salud de la ciudad. El señor falleció, pero Alicio se quedó en la puerta a esperarlo. Pasaron días, semanas, y el sigue hasta el día de hoy aguardando por su amo. Los periodistas compararon lo sucedido con la pelicula "Siempre a tu lado" (creo que se llama así) con Richard Gere, tambien basada en un hecho real. Vinieron hasta del canal América para "entrevistarlo". Cuando me enteré de esto me acordé de vos, y de como te preocupas por los perritos abandonados por sus dueños. Creo que a veces ellos demuestran ser más "personas" que algunos otros. Nada más. Un saludo!

Graciela L Arguello dijo...

Hola, Gustavo Sin duda, ellos no nos abandonarían nunca, fijate que precisamente eso dice el banner del Club de bicheros que tengo en la bar side.
No hay manera de igualar la fidelidad de los perros. Los proteccionistas podemos contar miles de casos parecidos al que vos mencionás. Y vi la película, te la recomiendo, es bellísima- Un beso Graciela

Terox dijo...

Las perlas son escasas... las babosadas por otro lado... jajajaja

Esa película de Richard Gere me sacó lágrimas y mocos... qué lindos son los Akita...

Graciela L Arguello dijo...

Hola, Terox A mí me pasó lo mismo, y eso que no tengo para nada la lágrima fácil, y menos en el cine. Pero te cuento que cuando salíamos todos, una nena que venía entrando le dijo a la madre: -"Mirá mamá, todos salen llorando..."
O sea que estamos lejos de ser los únicos.
Un beso, Graciela