Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 12 de febrero de 2011

Para empezar el año con humor


Ya hay con mis amigos como un acuerdo tácito según el cual, en los eventos que nos reúnen, las palabras abusivas (digo bien abusivas, no alusivas) estarán a mi cargo.

Otros pueden hacer discursos románticos y sentidos, pero la gotita de humor corre por mi cuenta.

Y este año no fue la excepción. Para despedir el 2010 nos juntamos en la casa de Silvina, y lo que ven en negrita y cursiva es lo que yo expresé en la oportunidad. Esta vez en verso.

Como fue muy festejado en la cena, lo comparto con ustedes.

Espero que sean tan benevolentes como mis amigos.

Este es un poema para los amigos aquí reunidos, que debe ser apreciado en toda su intensidad lírica, de modo que, por favor hagan un respetuoso silencio, para crear el clima de unción que se requiere,

LA LLEGADA DEL 2011

Estando juntos somos cual horda,
con un cariño que nos desborda,
pero que al menos nos va alejando
de las paredes crueles del Borda.

Tañen campanas, suenan cohetes,
mas con nosotros nadie se mete:
con tantos monos tamaño baño
¿ quién pensaría en hacernos daño?

Corre Silvina
por la cocina
y con el empacho que se avecina
¿nadie ha traído ni una aspirina?

Viene la hora, ya es medianoche
llueven saludos con gran derroche
todos se abrazan, brindan y ríen.
Por los petardos vuela algún coche...

Mas todo es risa y es alegría,
después de todo, ya se sabía,
que algún boludo la embarraría.

¡Qué enorme estruendo,
qué ruido horrendo!
Por si hay peligro, busca Silvina
a sus hijitos más chiquititos,

que ya no caben en las cunitas
pero son siempre sus criaturitas.
Cuando renace por fin la calma,
Y a cada cuerpo le vuelve el alma
Salen algunos de los placares
Otros estaban bajo las camas.


Pero Lucía les hace frente
Porque ella sabe
Que siempre cuenta
Con el respaldo de mucha gente,
ya que es la reina de un continente.

Entre la pólvora
y los cohetes,
hay en el aire como un suspiro,
el año viejo dice “Me piro”
"Ya era hora", decimos todos,
A ver si el once nos da respiro

¿Por qué pensamos que el calendario
Va a hacer tortuga de un dromedario?
Lo que no hicimos un año entero,
le prometemos al vecindario.

Lo peor de todo es que lo que creemos
Y que solitos nos convencemos.
Sería bueno cambiarlo todo,
¡Pero empecemos!

Nota al pie para Guillermo y Gabriel No se ofendan por lo de criaturitas. O ponía eso o ponía engendros, así que sepan apreciar el esfuerzo.


Feliz Año a todos
y no olviden que Negrita espera encontrar un hogar en este año.

Un beso, los espero el sábado Graciela

5 comentarios:

Terox dijo...

Excelente!!!

Tuve que hacer una pequeña investigación para entender eso del Borda, pero gracias a Wiki, aprendí algo nuevo... aquí diríamos "El Chapuí".

Graciela L Arguello dijo...

Hola Terox , yo también aprendo ahora qué es el Chapui. Me alegro que te haya gustado esa obra maestra que envidiaría Gustavo Adolfo Bécquer ;D y que en su momento fue leída con el típico cantito y los movimientos de brazos como aspas de molino, que es propio de los niños de los primeros grados de la escuela.
Como además todos estábamos con la mejor onda, nos hemos reído mucho y es un bonito recuerdo de las Fiestas. Un beso Graciela

Graciela L Arguello dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gustavo Tisera dijo...

Muy bueno el poema, sobre todo aquello de: "el año viejo dice “Me piro”", que me lo imaginé con nuestra tonada bien cordooobésa, y la que tan bien se lleva con el humor. Un saludo!

Graciela L Arguello dijo...

Es verdad, Gustavo, si algo bueno tenemos los cordobeses es el sentido del humor. Un beso Graciela