Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 19 de febrero de 2011

Solo como un perro


Solo como un perro.

Lo mataron como a un perro.

Lo dejaron tirado como un perro.

Lo tratan como a un perro.

Lo echaron como un perro.

Expresiones todas que delatan una aceptación tácita de que el maltrato a los animales, y en particular a los perros, es parte de la (in)cultura popular.

Está lamentablemente instalado en el inconsciente colectivo que el trato abusivo hacia animales no humanos es cotidiano y natural.

Y nuestro uso indiscriminado de tales expresiones refuerzan el nefasto mensaje.

Yo propongo y me propongo desterrar ese uso vil de la palabra perro.

Propongo usarla sólo en aspectos positivos:

Fiel como un perro.

Leal como un perro.

Alegre como un perro.

Juguetón como un perro.

Porque aunque parezca mentira los mensajes subliminales hacen escuela.

Si escuchamos siempre "echarlo como a un perro", en nuestra mente se incorpora como lógico que un perro puede ser echado de mala manera. Y eso no es aceptable.

Me recibieron con la alegría de un perro.

Me mimaron como a su perro.

Lo quiero como a mi perro.

Cansada como un perro, de tanto jugar.

Aporten ustedes todas las expresiones que quieran, es mi invitación y mi desafío.

Y ahora como ejemplo les digo que Nazarena se va con la tristeza de un perro sin mimos, porque ya entra un nuevo A.D.T., que es en este caso, Negrita, (foto de la derecha) que permanecerá a la espera de adopción en este rinconcito del mundo.
Esto es así porque Lisa, que seguía en la lista, ya fue felizmente adoptada. Para que festejemos por ella, les incluyo también su foto: es la de la izquierda con varias imágenes miniatura insertas.




Un abrazo, Graciela

2 comentarios:

Terox dijo...

Excelente iniciativa... a mí me molestan también esas comparaciones peyorativas...

Graciela L Arguello dijo...

Lo peor es que a uno mismo se le escapan, Terox. Es tan grande el lavado de cerebro por generaciones...