Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 16 de julio de 2011

Amo a los periodistas




No puedo menos que amarlos, porque viven dándome tema para los posts.
Esta vez, la perla para el collarcito la puso un cronista que repitió sin el menor sentido crítico, una expresión de un comisario que asumo que pudo haberse equivocado de manera inadvertida.
Lo que no puedo asumir es que después, el cronista haya titulado una y otra vez su nota sin corregir ese desliz.
Les cuento el hecho policial: una pareja fue encontrada muerta en su domicilio, sin signo alguno de que hubiera ingresado al hogar una tercera persona, de donde el comisario dedujo (posible lapsus) que se trataba de un "suicidio seguido de homicidio".
El problema es que después debimos escuchar el titular exactamente así, una docena de veces más, y esta vez en boca del periodista.
Ahora bien, como yo soy tan mansita y dulce, traté por todos los medios de encontrar una explicación que no dejara tan mal parado al movilero.
Pero no hubo caso, para mí es imposible justificar el titular porque veamos:


Si el suicidio fue primero, el que murió después no pudo ser víctima de un homicidio, a menos que lo asesinara un zombi.


¿No será que primero fue el homicidio y después el suicidio?


¿O será que fue un suicidio por etapas? Primero medio suicidio, luego homicidio y por fin segunda parte del suicidio.


¿O en todo caso "suicidio ajeno" primero y "homicidio propio" después? Me falla la semántica en ese caso.


¿Y un pacto suicida? ¿O un duelo que perdieron ambos?


No sé en qué más pensar, pero lo único que no consigo entender es cómo un suicidio puede ser seguido de homicidio, porque el pobre asesino, ya no tendría a quién matar, ¿no les parece?


¿O se puede cometer homicidio de un cadáver?


Cuántas dudas, ¡¡¡my God!!! Pero ninguna más grande que la que se cierne sobre mí cuando Silvia me pregunta ¿y a mí cuándo me adoptan, Graciela?


Ayúdenme a responderle por favor. Un beso y hasta el próximo sábado.



2 comentarios:

Terox dijo...

A menos que sea una paradoja temporal, y el suicida/homicida contara con una máquina del tiempo...

Graciela L Arguello dijo...

Podría ser ,Terox, no lo había pensado