Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 24 de diciembre de 2011

¡Feliz Navidad!



Cuando el almanaque marca una fecha tan especial como ésta, que invade la vida de todo el mundo, y convierte en devoto angelito hasta al peor de los asesinos seriales, que anda repartiendo plácemes y buena onda, junto con esos mensajes de paz y amor que haríamos bien es desparramar menos y practicar más, uno no puede mantenerse al margen aunque lo intente.
Pero eso no significa que deba sumarme a las postales de gente cantando villancicos de puerta en puerta, y dándose abrazos con el mismo al que intentó arruinarle la vida veinte minutos antes, sólo porque lo manda el calendario.
Normalmente las campanadas de las 12 le cuelgan a la gente caretas de beatitud y dulzura que no resisten el menor análisis, por eso yo sigo en la mía, sin mirar el reloj ni el almanaque, y por eso he saqueado un mail que me llegó con relación a un grupo español de ecoprotesta, para armar mi propia tarjeta navideña.
Porque lo único que me parece verdad es eso. Cuando todo naufrague a tu alrededor, seas quien seas y estés donde estés, te deseo un amor que no te deje solo, un amor incondicional como el de la foto, y ése es el mejor augurio para todas tus navidades. Las mías ya están aseguradas con Elvira Inés y Florencia Sofía, que aman hasta el límite de sus fuerzas, como se debe amar todos los días del año.
Y la mejor de las noticias la reservo para el final: ese amor perfecto existe y se consigue con total facilidad en los miles de refugios de animales del mundo, donde fábricas inagotables de fidelidad y compañerismo,como Abrojo, te están esperando.


No puedo desear para mí misma ni para nadie más, una Navidad mejor que la que los únicos que se entregan sin horarios, sin circunstancias, sin cálculos, sin desfallecimientos, y sin traiciones, pueden dar.
Y si a eso suman unos pocos humanos con los que puedan construir un vínculo que se parezca siquiera un cachito a ése de la foto,no le escriban ninguna carta a Papá Noel, él ya les trajo su regalo.
Yo he tenido la oportunidad de comprobar dónde están esos vínculos, y aunque no escriba tu nombre, gracias, porque estuviste ahí cuando hacías tanta falta...


Un beso, Graciela.

4 comentarios:

Guri dijo...

Feliz Navidad, tía! Y no hay que olvidarse de NO usar pirotecnia!!

Graciela L Arguello dijo...

Gracias, Guri, espero que la estés pasando bien y tener oportunidad de verte en cualquier momento Un gran abrazo, Graciela

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Feliz navidad Graciela y me conmueve esa primera foto, ya es la segunda vez que la veo.

Bendiciones y muchas adopciones en este nuevo año que se avecina.

Todo mi cariño y respeto para alguien tan especial como tu.

Saludos

Terox dijo...

Muy feliz Navidad para vos y toda la jauría... esa foto está sencillamente espectacular...