Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 25 de febrero de 2012

El mejor alegato



De vez en cuando encuentro en facebook cosas imperdibles, como este link a un video que me emocionó enormemente, pero además me entrega argumentos irrefutables para la campaña antitauromaquia en la que estoy comprometida desde hace años.

Les sugiero que vean el video del que he tomado la foto que ilustra el post, y del que les resumo lo esencial: el joven francés que se ve en la foto, llamado Cristophe Thomas, compró a Fanjed, el toro de lidia, para salvarlo de la tortura de las corridas "deportivas", lo llevó a su granja, y construyó con él la relación llena de amor que se ve en la grabación que les recomiendo muy especialmente.
Y aquí las reflexiones que me inspiró esa filmación:


  • En primer lugar, la respuesta amorosa del toro al muchacho que lo cepilla y acicala, es tan expresiva como la de un perro o un gato. Eso demuestra que tiene sentimientos, que siente, disfruta, ama y sufre como cualquier otro ser vivo dotado de inteligencia y emociones.
  • El argumento de los toreros y aficionados a esa aberración que pretenden llamar deporte (la corrida de toros), afirmando que se enfrentan a animales insensibles y feroces, rueda lejos, como la bola de mentiras que es, cuando uno ve ese video.

  • Nunca vi a un torero tan cerca de un toro, y tan indefenso como el joven Cristophe. Si alguno demuestra coraje, es él, no los disfrazados que corretean como libélulas por la arena, revoleando un capote, siempre a prudente distancia, y apoyados por una docena de auxiliares que salen a sacarles las papas del fuego cuando la cosa se pone fea.
  • La supuesta fiereza del animal, es la justa respuesta a un acoso y una tortura que no merece ni comprende. Yo soy más mansa que Lassie, pero también intentaría defenderme de la forma que fuera, inclusive la más violenta, si me entran a clavar banderillas, me lancean desde un caballo, y me provocan con gritos y amenazas, sin permitirme la lógica reacción de huida, al encerrarme en un ruedo.
  • Yo les propongo a esos señoritos de los trajes de luces, una muestra de valor alternativa: simplemente a mano limpia, acérquense a un toro hasta tener sus cuernos a 5 centímetros del cuerpo, y acarícienlo sin cag hacerse popó en los pantalones. ¿Cuántos bravos toreros podrían? Cristophe puede, porque usa el cariño en vez de la violencia.
  • Y después de que se difunda este video, tomen conciencia señores toreros, de que ya nadie va a creer en su supuesto "valor extraordinario". Si ese pobre animal que torturan en el ruedo, no es más feroz que un caniche toy: sólo está asustado y se defiende. Es más grande y está mejor armado, claro, pero tampoco el torero está solo: tiene mil boludos comparsas a su alrededor cuidando que no se le quiebren las uñas.
En resumen, señores toreros, la fábula de su coraje se cae a pedazos, ¡dejen ya de hacer el ridículo!
Y si para hacer ese ridículo necesitan torturar animales de una belleza y nobleza que los supera ampliamente, francamente su actividad es indefendible. Y como digo siempre, no me salgan con la cantidad de gente que se quedaría sin trabajo, porque es un argumento insostenible: daría lo mismo que defendiera las redes de prostitución infantil porque hay gente que "trabaja" en ellas, y con eso "gana su sustento".
Lo que es inmoral, no deja de serlo porque sea rentable.
He dicho, y no me hagan enojar que estoy de vacaciones...


Por su parte, Abrojo les manda saludos y les cuenta que sigue esperando adoptante, pero ha debido dejar su lugar en el blog al nuevo A.D.T. Tolón, que también está en el refugio de S.A.L.V.A.R.


P.S.: salvando las siderales distancias, mucho de lo que escribí más arriba es aplicable a la "doma de potros" que lamentablemente es un espectáculo glorificado en mi propia provincia. ¡Dejen también de mortificar al cuete a los caballos, que son terriblemente maltratados en la previa y fuera de los ojos del público, para presentarlos como salvajes y peligrosos, cuando son más buenos que Bambi!

2 comentarios:

Terox dijo...

Totalmente de acuerdo, Graciela... esto se acaba con educación, cuando haya una masa crítica de gente opuesta a esa barbárica práctica...

Graciela L Arguello dijo...

Así es, Terox , la educación es la clave, y una de las cosas que hemos hecho algunas voluntarias de SALVAR(como si no tuviera nada que hacer, siempre me cargo una mochila nueva al hombro jejeje) es visitar las escuelas primarias que nos abren sus puertas para difundir el conocimiento sobre los derechos de los animales. En estos días estamos reuniéndonos con la nueva gestión municipal, y aparentemente nos darían espacio en las escuelas municipales para hacer eso mismo de manera más formal e institucionalizada. Se abrirían varios frentes como rescate, castraciones, refugios transitorios y educación con apoyo municipal. La parte educación y difusión sería mi área de aporte formal ¡¡¡¡Necesito días de 40 horas!!!!
Pero no me quejo, en realidad, lo que hago me apasiona: desde la danza hasta la investigación pasando por la literatura, el proteccionismo, y un largo etcétera que siempre suma alguna cosita más, jajajaja.
Un beso Graciela