Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 17 de marzo de 2012

De jubilados argentinos y otros yuyos.



Un jubilado le dice a otro:

- No es que me quede corto el sueldo, es el mes el que me queda largo.

Moraleja: siempre hay una manera alternativa de decir las cosas, y vale la pena acuñar algunas más:

No son malas las señoras madres de los legisladores que se aumentaron el sueldo en un 100%, pero decididamente, aburridas no habrán sido sus noches. (Ustedes verán de qué otra manera se habría podido formular este concepto acerca de dichos políticos).

Nunca te desearía el mal, pero temo mucho que la vida te haga justicia.

No estoy enojada en absoluto, tal vez un poco en relativo.

Ese vestido te da un look diferente, y es muy meritorio que asumas el riesgo.

No es que lo desprecie, es que lo estimo en lo que vale.

Y así se pueden formular muchas otras apreciaciones de manera elegante, como la que sigue:

Dice Tolón que cuando él haya dejado su puesto de ADT sin que lo hayan adoptado, todos los que dejaron pasar esa oportunidad se pueden ir a la mismísima Sala de Quejas a expresar su arrepentimiento por desaprovechar la oferta, porque a él le dan por el centro de gravedad las lamentaciones tardías.

Bueno, espero que lo hayan tomado con humor, porque no hay otra cosa que nos salve. Un beso y los espero el otro sábado Graciela

2 comentarios:

Terox dijo...

Jajajaja... no es que me haya hecho gracia... es que tenía un par de carcajadas atoradas...

Graciela L Arguello dijo...

Siempre encontrás la forma de entrar en sintonía con la onda de cada post, Terox , no cualquiera lo consigue. Un beso, Graciela