Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 28 de julio de 2012

Matar es fácil

Recientemente he leído otra de las novelas de Agatha Christie, que tanto me gustan. Una llamada "Matar es fácil". Y aún antes de leer la primer página, ya el título me puso a reflexionar.
Matar es fácil. Ya lo creo que lo es. Porque se puede matar de muchas formas: con el olvido, con la indiferencia, con la mentira, con la traición, con el abandono, o con el desamparo.
Y hay tantas formas de matar, porque hay tantas formas de morir.
Porque se puede morir paso a paso, lentamente y por pedacitos.
Pueden morir los sueños un día, la esperanza otro, mañana la confianza y después la fe.
Y se puede morir lentamente de tristeza, de decepción, de melancolía, de soledad y desesperanza.
Matar es fácil.

Pero al menos hay también maneras de rescatar la vida. Por ejemplo, adoptando a alguien como Nikita, que a cambio devolverá la alegría, la confianza y el amor que a veces arrebatan los golpes de la vida.

Un beso y hasta el próximo sábado. Graciela

2 comentarios:

Terox dijo...

Por otro lado, están las cosas duras de matar... como los vicios!

Graciela L Arguello dijo...

En esa alternativa no había pensado, Terox pero vale. Un beso. Graciela