Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 6 de octubre de 2012

¡Esto no es casualidad, es predestinación!...

Así solía decir un personaje de un antiguo programa cómico que se emitía por radio primero, y por tele después. Y hoy hago mío ese enunciado, por lo que paso a contarles.
Conversaba no hace mucho con un  compañero acerca de ciertas coincidencias entre los apellidos y los destinos de las personas. (Y sí, estábamos medio al cuete...)  Así, hay en Córdoba, un conocido periodista especializado en temas agropecuarios, que se llama Vaca; un médico también renombrado de apellido Curetti, y así fuimos desgranando ejemplos, hasta que con un poco de ironía acoté:
-Tengo que averiguar qué significa Argüello.
Y allí habría quedado todo, si no fuera porque hoy llegué a caer en la cuenta de que estaba buscando por el lado equivocado, porque ¡yo también soy una predestinada! Pero por mi fecha de nacimiento, no por mi apellido.
En efecto, el 4 de octubre (día de mi cumpleaños) es el Día Internacional de los Animales, isntituido en Florencia, Italia, ya en 1931. Es decir que nací para las animaladas que me son habituales, ya lo ven. Pero también para amar a los animales y pelear por ellos.
El día no fue tampoco elegido al azar, sino en homenaje a San Francisco de Asís, que no sé si nació o murió en esa fecha, pero que de cualquier manera pasó a la historia cristiana como un defensor a ultranza del derecho de cada animal a ser respetado y protegido.
A partir del año 2003, además, y a instancias de organizaciones inglesas se dedica el 4 de octubre a la realización de numerosos eventos en los que los animales son protagonistas ( y eso que ni mencionaron mis festejos de cumpleaños)
Por todo lo dicho, los que pretenden convencerme de que estoy embarcada en una utopia, o en una lucha contra molinos de viento, no pierdan más su tiempo conmigo, porque esa lucha está escrita en mi ADN.
Y para estar a tono con ella, les recuerdo una vez más que Chipi está allí, esperando, siempre dispuesta a llevar alegría a la familia que decida adoptarla. 
Nos vemos el próximo sábado, porque ahora voy a ver si quedó alguna miga siquiera de mi torta de cmpleaños, como para seguir festejando. Un beso, Graciela.

4 comentarios:

Guri dijo...

Los que te dicen que estás embarcada en una utopía... no saben lo que se ha logrado en Córdoba por los animales!!

Y lo que todavía falta! ;)

Graciela L Arguello dijo...

En efecto, Córdoba tiene la primaera Sala de derecho Animal de Latinoamérica, y la primera Cátedra que dicta la materia Derecho Animal. No es poco, ¿verdad? y tampoco se consigue sentado mirando cómo pelean los demás, jejeje

Terox dijo...

Ladran... señal de que cabalgamos... como dijo Goethe!

Graciela L Arguello dijo...

Aunque sea, vamos al trotecito, Terox