Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 9 de marzo de 2013

¡Hay cada pánfilo!

Yo tengo la costumbre de salir a pasear con mis hijitas Florencia Sofía y Elvira Inés, y eso me asegura de paso algún intercambio con los idiotas que nunca faltan.
Y me refiero a los que buscan "la marca en el orillo" de los perros -y asumo que la buscarán también en las personas- y sueltan la consabida preguntita "¿De qué raza es?", como si eso tuviera alguna importancia.
Más de una vez me dan ganas de contestar: "Primero mostrame tu árbol genealógico y después te contesto"...pero me contengo.
Y en vez de eso opto por decirles sus respectivas razas: Layka es Sunderbound y Flor es Sondernhunde.
Seguramente no conocen esas razas, y peor aún, puede que los términos les resulten sospechosamente conocidos. 
Efectivamente, esas razas no están homologadas, porque como siempre digo, son mis niñas las que van a fijar los estándares ¿por qué no? En otras palabras, son tan inventadas como cualquier otra, sólo que en este caso el invento es reciente y de mi autoría ¿cuál es el drama?
Y para los más picarones, que ya se dieron cuenta de que los nombres son tramposos, les explico: Sunderbound es el término con que se conoce una zona pantanosa de la India, y Sondernhunde quiere decir perro alternativo en alemán. :D
Y ahora les sugiero nombres para contestar a los pavotes que les pregunten "la marca" cuando saquen a pasear sus mestizos (¡y a mucha honra!)
  • Dogo de Bal Dío
  • Ovejero Germano ("germano" del otro que quedó en casa)
  • Santiagueñan Husky
  • Podenco de Mina Clavero
  • Golden Rediver (rediver...tido)
  • Coli (apócope de Colita)
  • Vacer (vacer...tarle si es Mandrake)
Y pueden agregar los clásicos Junpul, Callejero Alemán, Policía Secreta y los que les dicte su imaginación.
La semana que viene, y como una continuación de este post, les cuento un diálogo que se produjo en uno de esos paseos de la brigada FF ( Féminas Fuertes) constituida por la que suscribe y sus pichis, ninguna de las cuales será grandota, pero sí muy solvente a la hora de defenderse a sí misma y al grupo, si alguien nos quiere atropellar, así sea con una mirada despectiva, jejeje..

Y si quieren una Fémina Fuerte en su casa, Amanda está disponible para adopción junto a noventa bellezas semejantes. Sólo tienen que chiflarme y su familia será automáticamente más amplia y más feliz.
Un beso y no olviden venir el próximo sábado para enterarse de ese diálogo que se produjo en un paseo de FF. Graciela. 
P.S: la foto es de una jornada de adopciones.

2 comentarios:

Terox dijo...

Jajaja... tal vez sean ignorantes de buena fe...

Aquí se usa decir que es "raza Cementerio", porque tiene muchos "cruces"...

Graciela L Arguello dijo...

Me encantó, ¡¡¡lo adopto!!!