Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 19 de octubre de 2013

No falta mucho para las elecciones legislativas




No es mi temática habitual, pero me parece que esta oportunidad es de verdad única, para generar el cambio que tanto necesitamos para respirar aires más frescos.
No importa cuál sea el partido de elección de los lectores, pero sí importa considerar que todo poder requiere límites.
Un poder ilimitado se sale de control muy fácilmente. No tener oposición genera las condiciones para atreverse a toda clase de abusos.
Por eso es tan importante que no votemos "a ganador" en estas instancias. Porque allí perderemos todos.
La mejor de las opciones, en mi modesta opinión, es contar con voces disidentes en el Poder Legislativo, para asegurarnos de que las leyes no sean impuestas de manera verticalista y desde el Ejecutivo.
Que haya debate, que todos estemos representados, que no haya "manos de yeso". 
Pensémoslo así, y votemos con inteligencia y responsabilidad. Todos estamos en el mismo bote, y debemos llevarlo a buen puerto con el esfuerzo conjunto, y con el aporte de todas las distintas opiniones sensatas.
Que las urnas de octubre no sean las funerarias para todos los sueños y proyectos de un país mejor. 
Repito, votemos desde la sensatez, no desde los slogans ni el bolsillo.
Y cuando de sensatez se trata, nada hay más sensato que vivir una vida totalmente llena de amor. Y para aportar ese amor tan necesario, ¿qué mejor que adoptar a Tolón?


Un beso, y hasta el próximo sábado. Graciela.

4 comentarios:

Oscar dijo...

Muy lindo, Graciela. Me gustó lo que escribiste. Un saludo.

Graciela L Arguello dijo...

Gracias, Oscar, , ojalá todos votemos a conciencia.

Terox dijo...

Bueno, parece que se cumplió tu deseo, Graciela, aunque fuera parcialmente... bien dicen que el poder absoluto corrompe absolutamente...

Graciela L Arguello dijo...

Sin embargo, esperaba más. Que las fuerzas se repartieran mejor, por ejemplo. Pero es un llamado de atención severo para el gobierno, Terox Un beso