Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 26 de abril de 2014

Abuela Cila.





Primero les aclaro que Abuela Cila soy yo, rebautizada así por Maty cuando era demasiado pequeñito para pronunciar mi nombre completo.
Y ahora les cuento una anécdota de mi otro nieto, su hermanito menor Maxi.
En una de las ocasiones en que había quedado a mi cuidado, entablamos el siguiente diálogo:
-Cuando sea grande no sé si voy a ser fotógrafo o camionero.
Esto nos llevó a hablar de profesiones y trabajos.
-A ver, contame, ¿qué es tu papá?
- Abogado.
-¿Y tu mamá?
-Abogada.
-¿Y tu tío Guille?
- Una cosa rara...
- Consultor en estrategias de social media.
-Eso
- ¿Y la Abuela Cila?
- ¡Vos contás cuentos!
No sé si es que no tiene muy claro qué es la Geología, pero mi nueva profesión está entre Abuelita Cuentacuentos y Vieja cuentera, ¿ustedes qué opinan? :D
Y ahora, la vieja cuentera les asegura que no es de ninguna manera un cuento si les prometo la mejor de las damas de compañía, si llevan a Candela a formar parte de su familia.
100_0628
Un abrazo y nos vemos el próximo sábado. Graciela.

2 comentarios:

Terox dijo...

No en vano dicen que los borrachos y los niños siempre dicen la verdad... lo que tiene como corolario: que veraz debe ser un niño borracho!!!

Graciela L Arguello dijo...

¡Ja, jaja ! Pero , pensándolo bien, Terox , ¿estás confirmando que soy una vieja cuentera? Un beso.