Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 12 de abril de 2014

Una gran verdad, escrita por una gran autora: Elizabeth George.

                             http://www.elizabethgeorgeonline.com/images/2007/photos/IMG_2203.JPG


Como ustedes bien saben, si una virtud tengo, es una gran avidez por la lectura que me depara un placer infinito, y a veces me regala material para mis blogs.
Una autora inglesa que he descubierto hace muy poco, es Elizabeth George, quien muy en la británica línea de Agatha Christie produce textos de suspenso magistralmente escritos, pero además ahonda en las relaciones humanas, y no solamente humanas. Vean si no, esta maravillosa reflexión que comparto de  la manera más absoluta, y les regalo como una golosina literaria.
Del libro "Una dulce venganza"  ("A suitable vengeance" es su título en inglés) de Elizabeth George:

...Cuando vio a Deborah,soltó la correa y dejó que la perra corriera hacia ella, lo cual hizo al instante Peach, agitando las orejas frenéticamente, casi con las patas traseras por delante. Se lanzó sobre Déborah con escandalosos ladridos y meneó la cola.
Déborah rió, abrazó a la perra, dejó que le lamiera la nariz. Se entregaron sin temor ni interrogantes. No esperaban nada. El amor surgía espontáneamente. Si la gente fuera así, pensó la joven, nadie sufriría nunca. Nadie necesitaría aprender a perdonar.
¿Les parece necesario agregar algo?
¡Ah, sí! Agregar que un amor así puede obtenerse con un simple comentario en este mismo post. Sólo deben pedir que Candela les sea entregada en adopción, y por supuesto, demostrar que la merecen.
100_0628
Un abrazo, y nos vemos el próximo sábado. Graciela.
P.S.: La foto que ilustra el post es de la página oficial de Elizabeth George, y en ella se la ve firmando uno de sus libros para una lectora en Estados Unidos.

No hay comentarios: