Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 12 de marzo de 2016

Perdón, pero no le entendí...

                          
Todavía le estoy dando vueltas a una afirmación que escuché una mañana en Radio Mitre, y que no logro comprender.
Se trata de un comentario de un oyente que, seguramente aludiendo a un cambio meteorológico que se había producido durante la noche, grabó el siguiente mensaje:
"El otoño ha empezado con bastante climatología" (sic.)
Y ahora comparto con ustedes mis propias reflexiones al respecto.
  • Tal vez no sea tan malo que haya "bastante climatología". Por lo menos así sabemos que alcanzará para todos. Peor sería que escaseara...
  • ¿Será que la climatología todavía era bastante, porque el otoño recién comenzaba?
  • ¿Qué se hace cuando hay más demanda  que oferta de climatología? ¿Aumentan los precios?
  • Considerando que al empezar el otoño hay bastante climatología, ¿no convendría hacer stock?
  • ¿Habrá alguna ley que persiga acciones especulativas tales como el acopio malintencionado de climatología?
  • Si llega a faltar climatología, ¿habrá algún sucedáneo?
  • ¿Y si comenzáramos a investigar alguna manera de generar climatología artesanalmente para cuando no haya bastante?
  • ¿Están ya los científicos pensando en las posibles consecuencias de la escasez de climatología sobre la especie humana?
  • ¿Existen planes de prevención o alerta temprana para cuando se aproxime una ausencia de climatología?
  • ¿Ya se han diseñado planes de evacuación y refugios en caso de una falta súbita de climatología?   
¿O será tal vez que el oyente quiso decir otra cosa?
En cuyo caso, confieso que no logro imaginarme qué...
Pero para terminar un post tan perturbador con algo más bonito, ¿qué tal si les propongo adoptar a Malvina, ahora que todavía "hay bastante"?  
Un abrazo y nos vemos el próximo sábado. Graciela.
P.S.: La imagen que ilustra el post es de este sitio.

No hay comentarios: