Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 21 de mayo de 2016

Para original, lo que se dice original....

Yo me asumo como una persona bastante sui generis, por no decir bicho raro (si quieren una prueba, vean la foto de lo que hace esta abuela de 63 años con su tiempo libre), pero mi hijo el Pulpo me pone la tapa sin duda alguna,
Y siempre fue un personaje, desde chiquitito.
Ahora les cuento una de las suyas.
Cuando tenía poco más de tres años, su hermano, el Cuervo estaba iniciando la escuela, y compartía con él sus aprendizajes, de modo que de manera insensible, el Pulpo iba conociendo las letras, y practicaba por su cuenta cada vez que tenía una oportunidad.
Y así fue que una mañana nos sorprendió a todos, leyendo en voz alta su primera palabra completa, uniendo los sonidos de las letras que ya conocía. 
Ustedes dirán "¿y eso qué tiene de raro?", pero esperen a enterarse un poco más.
¿Cuál fue la primera palabra que leyó Guille?
¿Tal vez fue mamá? ¿oso?, ¿papá?, ¿nene? NONES.
Su primera palabra fue Traful. ¿Y dónde la fue a leer? Pues sí, en el baño, porque ésa era la marca del inodoro, y eso lo primero que leyó en su vida.
¿Original o no, el nene?
Y si quieren una vida llena de anécdotas risueñas, sólo tienen que adoptar una mascota, por ejemplo al Negro, que los espera con los brazos, (bueno, las patas delanteras) abiertos.
Un abrazo y nos vemos el próximo sábado, Graciela.

No hay comentarios: