Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 3 de junio de 2017

Hoy el signo que faltaba en el horóscopo mikartiteano.


Bueno, aunque sea para sacármela de encima, hoy le cedo el lugar  a la tarotista, así Mikartita sube las predicciones para 2017 de su último signo, ¡y a otra cosa, mariposa! 
Adelante, Mikartita Sabeuntoko:

Je, jejeje, la Graciela se piensa que se va a librar de mí, jejejeje. Recién empiezo con esto de hacerme escritora...
Bueno, pero terminemos el libro que ya empecé hace una parva de años y que no podía terminar de poner en el blo por el egoísmo de la Graciela.
Ahora les tengo que hablar a los del signo de Kobe, que vienen a ser los que nacieron en diciembre. Pero diciembre de cualquier año, porque este horóscopo no tiene nada que ver con ése que según el año que naciste te mandan un bicho, y que terminás siendo chancho, perro o cucaracha, o no sé qué más hay.
Éste es un horóscopo japonés, no chino, no se confundan por los ojitos tirantes, que una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa, digo yo.
Bueno el tema es con los de Kobe que son como muy creídos, de ésos que piensan que tienen la vaca atada y que nunca les va a pasar nada porque son ellos nomás. Sí, claro, mirá cómo les fue con el famoso terremoto.
Pero echemos un vistazo a cómo les va a ir en 2017 según mis cartitas que saben un toco.

Para empezar, puede que tengan algunos cimbronazos a lo largo del año, pero si no se andan haciendo los guapos puede que no les vaya tan mal como en 1995, cuando después de hacerse los invencibles les fue como al Titanic.
Este 2017 será un año para reflexionar sobre sus delirios de grandeza, y para empezar a ponerse de acuerdo con la naturaleza. 
Nada de andar contruyendo a tontas y a locas, porque al final se les destruyen  las tontas, las locas, y hasta las cuerdas y las sabias, mucho ojito con eso. O sea que si emprenden algo, que sea sobre bases firmes; y vayan avanzando sobre terreno seguro, no se arriesguen más de lo necesario, y estén atentos a sus alrededores, o sea, miren para todos lados pero sobre todo para arriba y para abajo.
Para arriba, no sea que se les caiga algo encima, y para abajo, por si se les empieza a mover el piso.
Sean modestos con sus metas y aseguren sus logros. (Esa frase estuvo rebonita, pero por ahí capaz que se me pegó de otro lado, porque me parece que me suena de alguna parte).
Traten de llegar a fin de año ilesos y sin hacer mucho escombro, que es mejor no hacerse notar antes que salir en los diarios por "hechos luctuosos", que viene a ser como decir por alguna cosa muy fulera.
Y bueno, ya está, sefiní como decía mi peluquera.
Acá los dejo invitándolos a adoptar a Josefina, como me encargó la Graciela que terminara el pos.
Ella vuelve el sábado próximo. Orrebuá como decía la misma peluquera que les dije antes.
P.S.: la foto que ilustra el post es de este sitio.

No hay comentarios: