Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

Me gusta

sábado, 8 de septiembre de 2018

Un servicio a la comunidad geriátrica.


DIEZ CONSEJOS SOBRE TEMAS AMOROSOS PARA MUJERES DE MÁS DE 65 AÑOS.

  1. Si se te acerca un hombre treinta años menor, contratá un detective que investigue el estado de sus finanzas, sobre todo en comparación con las tuyas; y un experto que le haga un perfil psicológico, por las dudas.
  2. Si te despertás con un “Príncipe Azul” a tu lado en la cama, en consideración a la edad y el color, tomale el pulso, porque cabe la posibilidad de que lleve varias horas de difunto y no te hayas dado cuenta.
  3. Si no recordás ningún momento en que hayas querido asesinar a tu marido, novio, pareja o cualquier otro sucedáneo, hacete una resonancia megnética porque esa clase de olvidos pueden ser  los primeros síntomas del Alzheimer.
  4. Si un caballero  perdido en tu pasado te manda flores, asegurate de que no tengan forma de corona y una cintita violeta con letras doradas.
  5. Si te llega un desayuno sorpresa en un día que no sea el de la madre, abuela, o bisabuela, decile al delivery que revise la dirección antes de hacer el primer bocado.
  6. Si todavía te dicen piropos por la calle, ni se te ocurra ofenderte, más bien disfrutalo, da las gracias y sonreí, porque nunca se sabe cuál va a ser el último.
  7. Si te quieren presentar a un amigo soltero, viudo, separado, divorciado o desahuciado, “justo para vos”, buscá la salida de emergencia más próxima, y poné pies en polvorosa, porque lo más probable es que algún vejete esté buscando enfermera o acompañante terapéutica sin costo.
  8. Si te invitan a una fiesta de strippers, pensá que hay formas más económicas y seguras de ser patética a tu edad.
  9. Si se te ocurre enamorarte por enésima vez, ignorá todos los consejos anteriores y metele pata, que embarazada ya no vas a quedar.
  10. Recordá que todo lo que antecede no es mas que humor. La vida empieza a los 70, y como digo siempre ¡lo mejor está por venir!!!
   

2 comentarios:

Dayana dijo...

Mi fisioterapeuta trabaja en un geriátrico y un día estaba caminando del brazo de una señora que estaba internada ahí. Como la veía callada y pensativa le preguntó si le pasaba algo, a lo que la mujer le respondió muy segura y con un suspiro: "¡Ay, Sandra! ¡Cómo extraño hacer el amor!".

Parece que hay cosas que son como andar en bicicleta :D

Graciela L Arguello dijo...

Buen aporte, Dayana . Según dicen los sociólogos, hay cosas que evolucionan pero no desaparecen. Un beso.