Bartimeo, Federico Alfonso y Elvira Inés, los ángeles del blog.

Me gusta

sábado, 8 de febrero de 2020

¿Cómo era el problema?


Alguna vez les he contado de "la Clory", mi madre, que no sólo ejercía la dirección de una escuela por la mañana, sino que además, por las tardes,  preparaba alumnos particulares para rendir el examen de ingreso al Liceo Militar General Paz.
Antes de que yo fuera a la escuela, es decir que debía tener unos tres años, me encantaba colarme en sus clases y aprender sin esfuerzo muchísimas cosas, sin perder la libertad de irme cuando quisiera, o de estar jugando en un rincón del "comedor bueno" donde ella daba clases, siempre que no hiciera bulla.  
Así, por ejemplo, escuché explicaciones literarias, o memoricé sin darme cuenta fórmulas matemáticas sencillas.
En una de tantas ocasiones, mi madre estaba dictando el planteo de uno de los clásicos problemas de regla de tres compuesta que estaban muy en boga en esos tiempos. 
El problema preguntaba en cuánto tiempo se llenaría una píleta de lavar, si mientras los grifos aportaban "x" litros por m horas, por el desagüe se iban vaciando "y" litros cada n horas.
Después de escuchar el dictado en un par de clases con distintos alumnos, yo no pude con el genio, y desde mi rinconcito exclamé:
- Mamá, ¿por qué en vez de calcular tanto, no le ponen el tapón a la pileta y la dejan que se llene y listo?
La hilaridad y el desorden que provoqué entre  los alumnos determinaron que por un par de días se me prohibiera la entrada a las clases...Pero todavía hoy me hago la misma pregunta.
Como me pregunto también, por qué hay todavía tantos perritos sin hogar en tantos refugios. ¡A adoptar que nadie da más amor que ellos!!!
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.


No hay comentarios: