Bartimeo, Federico Alfonso y Elvira Inés, los ángeles del blog.

Me gusta

sábado, 18 de abril de 2020

¿Educación?

Mis experiencias como alumna, siglos atrás, claro, no fueron las más inspiradoras, y mucho me temo que las cosas no hayan cambiado en la medida en que sería de desear. No obstante, al menos me impulsaron a escribir este post, que podría ser un sketch de la tele.

Imaginen un aula de una escuela primaria. En la pizarra se observa la fórmula del área del triángulo, y la maestra la repite en voz alta:

Maestra: - La superficie del triángulo es igual a base por altura sobre dos.

Alumno: - Señorita, ¿por qué se divide por dos?

Maestra: - ¿Y usted por qué piensa?

Alumno: - ¿Por qué pienso que se divide por dos?

Maestra: - No, ¿por qué piensa?, punto. Le estoy enseñando una fórmula que ya pensó otro, ¿entendió?

Alumno: - Pero, Señorita, es que no entiendo por qué...

Maestra: - ¡Acá no hay nada que entender, m'hijito! ¿Esto es una fórmula, usted la aprende y listo!...¿O acaso se cree que viene a la escuela para pensar? ¡Acá se viene a aprender! Nada de andar perdiendo el tiempo con estupideces, queridito. Para eso ya hace años que algún otro pensó y armó la fórmula, usted no tiene más que ESTUDIARLA y listo. ¿O acaso se piensa que toda esa gente que escribió los libros de matemáticas lo estuvo haciendo al cuete, para que cualquier mocoso ignorante pretenda cuestionar su trabajo? No, m'hijito, ¡acá no se viene con planteos subversivos, ni a inventar nada nuevo! Y para mañana me estudia de acá hasta acá,- señalando en el texto- porque tomo lección, ¿me entendió?

Un poco exagerado, tal vez, pero no demasiado distante de lo que muchos maestros y profesores hicieron (y desgraciadamente algunos todavía hacen) en las aulas.
Pero no todo está perdido, mientras podamos aprender a ser felices, en lo que los perros y gatos son los mejores maestros. Les recomiendo para eso adoptar una mascota cuanto antes.
Sólo me dejan un comentario (si son de Córdoba) y concretamos la adopción. Si son de otros lugares, seguramente hay también grupos que les pueden ayudar en tan noble acción.
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.

No hay comentarios: