Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

viernes, 31 de octubre de 2008

A VER, A VER, ¿DE DÓNDE VIENE USTED?



Si guardan ustedes algún registro en la memoria, relativo a viejos posts, tal vez recuerden que al cumplir mi blog su primer año, lo festejé generando una nueva etiqueta titulada “Tus pedidos son órdenes”. De qué se trataría, lo expliqué en su momento.


Y hoy arranco de nuevo con esa modalidad, sólo para encontrarme con una búsqueda de “free neocounter”.

Haber encontrado estas dos palabras después de haber asumido el compromiso de jugar a ser el genio de la lámpara, complaciendo los deseos de lectores anónimos que muy probablemente no volverán a visitarme jamás, me condujo a exclamar:

-“¡No ves que soy una boluda! ¡¿Quién me manda meterme en este brete? ¿qué hago ahora con estas palabrejas?!

Acto seguido, me puse a investigar pues no recordaba la circunstancia, motivo o razón por la cual pudiera yo haber usado semejantes palabrotas en post alguno. Y no, en efecto no fui yo la culpable, sino Carlos Alberto, quien en un comentario a mi post relativo a la realidad femenina actual, me sugirió que instalara un free neocounter en mi blog.

Una de las consecuencias de ese diálogo fue la aparición en escena de Sir Edward, al que mi suspicacia me llevó a imaginar como el alter ego de Carlos Alberto.

Nunca quedó claro si lo era o no, y Sir Edward sólo tuvo un par de apariciones más, antes de desaparecer cabalgando en su blanco corcel (¿y por qué no, con un nombre tan de caballero de la Mesa Redonda?) con rumbo al horizonte, donde un moribundo sol se sumerge hacia la noche.

Y ésta es la historia del primer Gran Enigma en el ámbito del blog.

¿Habrá sido Sir Edward, en efecto un pseudónimo de Carlos Alberto?

¿Habrá sido en cambio, el espectro de un antiguo templario buscando aún el Santo Grial?

¿Será por el contrario, un moderno diletante, de verdad residente en un castillo inglés?

¿Será un taxista bilingüe residente en Villa Azaláis? (Vía Azaaaalái, si se lo pronuncia en cordobés orillero).

¿Será un obrero de la construcción, muy avanzado en su estudio del idioma de Shakespeare?

¿Será tal vez Jack el Destripador, atrapado para siempre en un recodo del continuo espacio- tiempo, donde debe purgar sus atroces pecados, con la horrenda tarea de visitar in eternum, blogs menos conocidos que la fórmula de la Coca Cola?.

Todo es posible en la dimensión desconocida…

Este final está dedicado a Carlos Alberto que se ha confesado fanático de esa vieja serie. Fanatismo que comparto, además.

Llegado este punto puedo decir que he matado dos pájaros de un tiro, a saber:

1. He cumplido la promesa de generar posts inspirados en las búsquedas a través de Internet, que han traído visitantes al blog.

2. He demostrado que se puede hacer un post sobre absolutamente cualquier cosa con el sólo requisito de dejar volar la imaginación.

Habiendo cumplido ambos ítems, puedo ahora despedirme hasta el próximo sábado, no sin antes advertirles que todas las búsquedas pueden ser usadas en su contra. Así que mucho cuidadito con lo que andan pispeando (como decía mi tía Negra) en Internet.



En la foto pueden verme exportando el look gauchita argentina, con el poncho artesanal que me acompaña a donde quiera que vaya. ¡Y convengamos que ese día hacía un frío de aquéllos!... Debajo del ponchito tenía también una gruesa campera y lo mismo chuuuuiiiii....

Ahora ya pueden ir a hacer extrañas búsquedas que alimenten neuronas ajenas hasta el próximo sábado. Un beso. Graciela.

4 comentarios:

Terox dijo...

Voy saliendo para una semana de vacaciones... pero apenas regrese, prometo leerme todos los posts relativos. Tal vez encuentre alguna evidencia de la verdadera identidad del "Sir". A Arellano lo vengo siguiendo desde hace un buen rato...

También me declaro fan de la "Dimensión Desconocida" y de su hermana más lúgubre "Galería Nocturna"...

Saludos a todos por allá, humanos y perrunos...

Graciela L Arguello dijo...

Terox No puedo menos que envidiarte, ¡¡¡NECESITO VACACIONES!!!!! y espero tu regreso ansiosamente para investigar juntos a este Sir Edward. Carlos Alberto es el sospechoso principal, pero mirá si es el mayordomo...
Ah no, eso es para los asesinatos, cierto...se me mezclaron las incógnitas, disculpame. Un beso y felices vacaciones Graciela

Wilhemina Queen dijo...

QUién sería Sir Edward? igual, el post está re-interesante.
besotes!

Graciela L Arguello dijo...

Gracias, Wilhemina para mí sigue siendo un enigma a descifrar. El primero del blog, y ya vendrán otros seguramente. Un beso Graciela