Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 4 de enero de 2014

Fin del relato.

                              
Una mentira puede ser exitosa por mucho tiempo, pero por lejana que esté, siempre tiene fecha de vencimiento.
Y estamos ante ella, según se percibe ya en toda la sociedad.
Cuando la inflación devora los salarios, hay saqueos, faltan los servicios más esenciales como luz y agua, la escalada impositiva es ya intolerable, la inseguridad es un flagelo diario, hay paros permanentes de los gremios más disímiles, etc. etc., no hay manera de decirle a la gente que todo es un invento "destituyente" de la prensa opositora.
Esa sensación de derrota se acentúa además porque la presidente que nos hartaba con sus cadenas nacionales para los más vanales de los anuncios, hoy ha desaparecido de la escena. Algún significado tiene eso, ¿no creen?
La buena noticia es que como ya se ve el fondo de la lata, estos corruptos carecen de incentivo para quedarse, porque ya no hay más que puedan robar. Esperemos que no insistan ya en la re re re re...
Y como cuando un barco se hunde hasta las ratas lo abandonan, se ha empezado a notar que los más acérrimos K de unos meses atrás, hoy han empezado a decir: "por supuesto todavía hay cosas que resolver..." Discurso por cierto muy distinto del de hace unos meses atrás cuando nos aseguraban que estábamos mejor que Canadá, ¿se acuerdan?
Por eso digo: fin del relato, the end, das Ende, finale, fine, no sé si les queda claro.
Lo que espero que les quede claro es que Tolón sigue esperando por su hogar definitivo.

Un abrazo y nos vemos el próximo sábado. Graciela
 
P.S.: la foto que ilustra el post es tomada de la red, porque como se imaginarán no hay ningún peligro de que yo tenga alguna con el autógrafo de Kris.
.

2 comentarios:

Terox dijo...

Ojalá y el fin esté cerca... como decía aquel cliché del "homeless" gringo y su cartelito...

Graciela L Arguello dijo...

Me mataste, Terox , ¿cuál cartelito?