Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

sábado, 21 de octubre de 2017

Para aprender algo.

Esta vez voy a hacer una aclaración semántica, pero debo agradecer la idea a Andrea Rincón, vedette o algo así de Argentina.
Efectivamente ella usó un término que existe, pero le dio un empleo equivocado, lo cual me da motivo para jugar a la maestra, cosa que me viene ya en la sangre.
Dijo la vedette:
"Uno dice algo desafortunado y después se retracta, pero ustedes (por la prensa), al retracto, no lo pasan".
Bien, veamos: la palabra que debió usar es retractación, que es la acción y efecto de retractarse, es decir, retirar algo que se dijo, al advertir que era un error, o era ofensivo, etc.
La palabra que utilizó, en cambio, procede del ámbito del Derecho, y significa:  derecho del vendedor a recuperar la cosa vendida a otro, por un monto igual al de la venta inicial.
Hasta donde yo sé, aquello a que hacía alusión Andrea no tenía relación alguna con venta de ninguna clase.
Espero que hayan aprendido algo, y de paso, aprendan también algo tan bonito como la felicidad de dar un hogar a un perrito que lo necesita. En este caso, es Moria, de S.A:L.V.A.R.
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.

No hay comentarios: