Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

Me gusta

sábado, 17 de agosto de 2019

¡Aro, aro, aro!

Como ya les he explicado antes, los aro aros son muchas veces demasiado ordinarios, o demasiado repetidos  como para que nos lleguen a interesar. Por eso, empecé a inventar algunos como un modestísimo aporte personal. Acá van nuevos.

¡Aro, aro, aro! 
En el medio de la selva
se encontraba un mono albino,
y lo que él estaba haciendo 
sabrás si sos adivino.

¡Aro, aro, aro! 
En el medio de la Quiaca
estaba solito un toro
Cuando apareció una vaca,
perdió todo su decoro

¡Aro, aro, aro! 
No compro porque
está caro

¡Aro, aro, aro!
No me regales dinero,
ni me lleves de paseo.
Una extensión de tu VISA
es todo lo que yo quiero.


Una cosita más, ¿qué tal si me pagan los honorarios de tanto esfuerzo adoptando algún animalito de esta página?

No hay comentarios: