Bartimeo y Federico Alfonso, los ángeles del blog.

Me gusta

sábado, 7 de marzo de 2020

Podemos decir lo mismo sin tanta grosería.


Hay momentos en que determinados congéneres hacen méritos más que suficientes como para que uno desee insultarlos a ellos, sus antepasados y sus descendientes a lo largo de numerosas generaciones.
No obstante, se puede recurrir a determinados circunloquios, para expresar exactamente lo mismo que ustedes ya saben, sin necesidad de caer en vulgaridades. Vean si no, un insulto de los más escuchados y ordinarios que se estilan en mi provincia, metamorfoseado convenientemente, y que  no necesito reproducir en su versión original, porque estoy segura de que todos lo interpretarán fácilmente.
Completo el post con dos modos gentiles de decir algo no tan amable, con sus respectivas traducciones, porque en ese caso la sutileza es mayor, y pueden necesitar ayuda.

Insulto "photoshopeado" (valga el uso del término en este nuevo contexto):
-¡¿Por qué no te vas a la con..sabida porción anatómica del ave parlante femenina?!

Y las dos definiciones sutiles:
"Su figura es suave y carece de aristas"= está redondo.

"Alcanza un componente de estulticia del orden del cien por ciento" = es un completo imbécil. 

Como ven, con un poco de buena voluntad uno puede hacer su catarsis sin bajar un peldaño en la escala de la corrección idiomática. Un poco como lo escribía en mi cuento "El diccionario", que ya está en este mismo blog.

Ahora bien, si quieren que su felicidad sea tan grande como para no volver a perder la sonrisa ni requerir de improperios nunca más en la vida, lo mejor que pueden hacer es adoptar uno de tantos animalitos requeridos de hogar. Sólo me dejan un comentario (si son de Córdoba) y concretamos la adopción. Si son de otros lugares, seguramente hay también grupos que les pueden ayudar en tan noble acción.

Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.

No hay comentarios: