Bartimeo, Federico Alfonso y Elvira Inés, los ángeles del blog.

Me gusta

sábado, 15 de agosto de 2020

En susurros, apenas.

Hoy comparto con ustedes una de mis prosas poéticas, de carácter intimista.

Despedida
por Graciela L. Argüello

Me marcharé una tarde, sigilosa y silente. ¿Será en primavera, cuando se llena el aire de perfumes?¿O tal vez me llevaré el verano que disfruto tanto y tanto quiero?
Me marcharé callada, porque siempre callé tantas cosas...
Saldré hacia la noche sin hacer despedidas.
Me marcharé en secreto, y no pesará mi falta.
Pasará mucho tiempo antes de que noten mi ausencia.
Porque aquellos que importan ya se marcharon antes; o sin notarlo siquiera, están ya muy lejos, para siempre distantes.
Me marcharé como siempre, sin volver la cabeza, con las manos vacías, y el corazón sangrando las mil viejas heridas.


Pero ustedes, si tienen también heridas para restañar, lo mejor que pueden hacer es adoptar uno de tantos animalitos requeridos de hogar. Sólo me dejan un comentario (si son de Córdoba) y concretamos la adopción. Si son de otros lugares, seguramente hay también grupos que les pueden ayudar en tan noble acción.
Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.
 

No hay comentarios: