Bartimeo, Federico Alfonso y Elvira Inés, los ángeles del blog.

Me gusta

sábado, 8 de agosto de 2020

Tanta tristeza...


El 4 de agosto, a Elvira Inés, mi Layka, le crecieron sus alas de angelito, y voló a reunirse con Federico Alfonso, Rolf; el largamente extrañado.
Han pasado varios días y recién puedo hoy sentarme a escribirle un adiós, sin desmoronarme por completo.
Pero más que un beso y mis lágrimas, todavía nada puedo dedicarle.
Pasará un tiempo hasta que pueda contar su historia, Todo duele demasiado todavía...
Sólo que le dieran hogar a un perrito o gatito de la calle, sería un justo homenaje para ella, y un módico consuelo para mí. Un abrazo tembloroso y doliente, y hasta el próximo sábado.Graciela.

No hay comentarios: