Bartimeo, Federico Alfonso y Elvira Inés, los ángeles del blog.

Me gusta

sábado, 7 de agosto de 2021

Las bodas de cuero.

Como ya he hecho en otras oportunidades, hoy les presento mi personal y bastante heterodoxa interpretación de las "bodas de cuero" que como verán en el cuadro, corresponden a los tres años de sufrimiento compartido con el o la "peor que nada".
Esta lista tiene sus bemoles y bastantes altibajos.
Porque decir bodas de algodón, de porcelana, de cristal, o de diamante, da una cierta sensación de romance, o asume un cariz medianamente delicado, pero ¿bodas de cuero? ¡Bodas de cuero! ¿A quién se le fue a ocurrir?
Con todo lo que evoca, reunir las palabras boda y cuero, parece hasta de mal gusto. En efecto, cuesta alejarse mentalmente de escenas sadomasoquistas, o en todo caso de un cierto grado de profesionalización en un área de la actividad humana transitada desde lo más remoto de la historia.
Pero intentemos otro abordaje, y verán que tampoco es sencillo hallar un hábitat para Cupido.
Imaginen una talabartería. Puede haber allí artículos de gran calidad y belleza, pero ¿se justifica relacionarlos con un aniversario de bodas? Lo dudo mucho.
...O tal vez, no tanto, veamos...
¿Cuáles son las cualidades del cuero?
  • Es durable. Bueno, tres años de convivencia hoy en dia, puede considerarse una relación durable. Vale.
  • Es bastante maleable, cosa que hay que ser para convivir tres años, sin terminar en el manicomio, la cárcel o la morgue. Vale.
  • Puede teñirse para presentar diversos colores. Y, sí, el matrimonio genera camaleones, única forma de ensamblar las respectivas familias de los consortes involucrados. Vale.
  • El cuero, finalmente, puede llegar a ser látigo, billetera, valija, cinturón o sombrero...y de alguna manera el matrimonio también. Y como todo esto no es tan obvio, para los más lelos paso a especificar:  látigo= castigo; billetera= donde está la plata o uno piensa que debería estar; valija= lo que siempre debe estar listo a los tres años de casados, por las dudas; cinturón= lo que hay que ajustarse cuando apenas se inicia una familia; sombrero= adorno para la cabeza. Y sí, acá también el cuero se ajusta para describir los tres años de un matrimonio. Vale.
Ahora, señalemos dos cosas más: un mal matrimonio, en tres años te puede dejar en cueros.  Y digamos por último, que para obtener el cuero, siempre hay un animal que pierde la vida.
Bueno, sí, no será romántico, pero es apropiado, y se justifica que el tercer aniversario se conozca como "bodas de cuero".

Y si todavía les da el cuero para hacer algo que les alegrará la vida, pueden adoptar un perrito o un gatito en esta página.

Les recuerdo que si usan este material deben mencionar la fuente porque todo está protegido con derechos de autor.

Un beso y hasta el próximo sábado. Graciela.


No hay comentarios: