Bartimeo, Federico Alfonso y Elvira Inés, los ángeles del blog.

Me gusta

sábado, 15 de mayo de 2021

Traducción de la segunda entrega de Verrückte Abenteur.


Para poder leer este cuento secuencialmente, les presento primero el listado de los links- en orden- que los llevan a las entregas anteriores. Si ya lo vienen leyendo pueden entrar directamente al post de hoy.

Parte 1 (traducida al castellano)

Continuación de 

Verrückte Abenteur.

por Graciela L.Argüello

.....Ya he dicho que nosotros nos conocimos casualmente, pero en realidad la historia de nuestro encuentro es muy interesante.

Era en invierno. Yo había ido al banco y él estaba también allí. El tiempo afuera estaba muy frío y el banco rebosaba de gente. De repente comenzó ese pequeño Duende a cantar alegre y fuertemente. Su voz era verdaderamente buena. Quizás excelente sería una mejor descripción. Pero el lugar no era en ningún caso el más adecuado para demostrarlo.

Yo vi cómo dos guardias de seguridad se le acercaban con cara de pocos amigos. Toda la situación me pareció ridícula, pero también peligrosa para el hombrecillo, y mi solidaridad se despertó en un segundo.

Quise protegerlo y tuve yo también una ocurrencia algo loca. Sí, mucha gente piensa que yo también soy delirante.

Comencé a cantar con él la misma canción. Mi voz es horrible, pero los dos juntos no sonábamos tan mal.

Los guardias se detuvieron completamente sorprendidos. Seguramente el duende se sorprendió en igual medida, pero cuando nos miramos, nos comprendimos en el acto.

Cuando los hombres se detuvieron junto a nosotros, preguntaron:

-¿ Qué está pasando aquí?

Yo mentí con toda tranquilidad:

- Somos músicos callejeros y queremos hacer un "Flash Mob“ aquí.

-¿Aquí, en el Banco?

- Aunque lo queríamos hacer en el parque, está tan frío allí que no hay nadie en la calle...

- Ah sí...y ustedes vinieron a hacerlo aquí. Justo aquí.

- Sí, ¿por qué no?- pregunté yo con expresión angelical.

-¿Tienen una autorización?

-¿ Necesitamos una?

- ¡Naturalmente!

- No lo sabíamos- dije yo, siempre en mi papel de pobre mujercita inocente.

- ¡Entonces por favor váyanse!! ¡Ahora mismo!!!

- Okey, okey- habló por primera vez el duende.

Y así fue como nos conocimos.

 

....Continuará.

 


Y si de verdad  tienen ganas de conocer un ser de realmente especial que les puede cambiar la vida, ¡adopten un perro! ¡Ahora mismo! como dirían los guardias.

Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela.



No hay comentarios: