Bartimeo, Federico Alfonso y Elvira Inés, los ángeles del blog.

Me gusta

sábado, 19 de febrero de 2022

Verrückte Abenteuer ( Locas Aventuras) Parte 7. Traducción al castellano.




Verrückte Abenteuer (Locas Aventuras)

Von Graciela L.Argüello

Parte 7.

Para poder leer este cuento secuencialmente, les presento primero el listado de los links- en orden- que los llevan a las entregas anteriores. Si ya lo vienen leyendo pueden entrar directamente al post de hoy.

Parte 1 (traducida al castellano)

Parte 2 (traducida)

Parte 3 (en castellano)

Parte 4 (traducida)

Parte 5 (en castellano) 

Parte 6 (traducida)

Capítulo 3: La nieve

Detrás del barrio donde queda la casa de Rudolph, hay un bosquecillo con pequeñas colinas y vallecitos. Nosotros íbamos allí muy a menudo de paseo. Naturalmente íbamos solamente cuando el tiempo estaba lindo y no demasiado frío. Por lo general lo hacíamos hasta el comienzo del invierno.

Pero en una ocasión fuimos al bosque en Enero. Conocíamos todos los caminos muy bien, pero cuando ya estábamos allí, se desató una fuerte nevada, y todo quedó rápidamente cubierto con un espeso manto de nieve...Y ya no reconocimos más el entorno ni los senderos.

Después de un par de horas de caóticos vagabundeos, debimos reconocer que nos habíamos perdido.

Rudolph se reía mucho, pero yo sabía que estaba tan asustado como yo misma. Oscureció rápidamente y se puso cada vez más frío. Yo me senté sobre una piedra y lloré como un niño, porque sabía lo peligrosa que era nuestra situación.

Nadie iría tan tarde al bosque y durante la noche seguramente moriríamos congelados.

De repente, Rudolph dijo:

-¡Escuchá!! ¡Ladra un perro!!!

Era verdad. Un anciano con una minúscula perrita daba vueltas por las inmediaciones.

Nosotros gritamos:

-¡Por favor, Señor! ¡¿Puede ayudarnos?! ¡ Estamos perdidos!!!

El hombre preguntó completamente sorprendido:

-¿Perdidos? Las casas están apenas a cincuenta metros de aquí. Si no estuviera tan oscuro, seguramente hasta podrían verlas. Yo vine a pasear con mi querida Leoncita.

Eso nos hizo sentir muy avergonzados y completamente ridículos...,pero no volvimos más al bosque hasta fines de abril...

Continuará.  


No olviden que en todos los lugares del mundo hay perritos y gatitos callejeros esperando un hogar. Un abrazo y hasta el próximo sábado. Graciela. 

P.S.:Recuerden que cualquier cosa que quieran usar de este blog debe mencionar la fuente, porque tiene protección de derecho de propiedad intelectual.

No hay comentarios: